• Fuerza Naval de EE.UU. participa en una maniobra conjunta en el Golfo Pérsico, 16 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 2 de mayo de 2019 6:32
Actualizada: viernes, 3 de mayo de 2019 13:24

Lo que busca EE.UU. en el Golfo Pérsico es “exprimir” a los países árabes ribereños de esa zona, donde reina la seguridad, afirma un alto militar persa.

El comandante de la Fuerza Naval del Ejército de Irán, el almirante Hosein Janzadi, subrayó el miércoles la capacidad de las Fuerzas Armadas del país persa para garantizar la seguridad del Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz.

En declaraciones ofrecidas con motivo del Día Nacional del Golfo Pérsico (30 de abril), fecha en la que se recuerda la expulsión de las fuerzas portuguesas del estrecho de Ormuz en 1622, el militar de alto rango iraní enfatizó que este golfo es parte de la identidad del pueblo persa.

Janzadi también resaltó la importante geopolítica de la zona del Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz, de modo, dijo que es considerada el “centro del mundo”.

En el Golfo Pérsico reina la seguridad, por tanto, la presencia de Estados Unidos y otras fuerzas foráneas en esta zona es un teatro para exprimir los países árabes de la región”, aseveró el almirante Hosein Janzadi, comandante de la Fuerza Naval del Ejército de Irán.

 

El almirante persa aseguró que los estadounidenses dan motivos “falsos” para estar en el Golfo Pérsico y consideró necesario el pronto retiro de toda fuerza extranjera de esta región.

“En el Golfo Pérsico reina la seguridad, por tanto, la presencia de Estados Unidos y otras fuerzas foráneas en esta zona es un teatro para exprimir los países árabes de la región”, denunció Janzadi.

Las autoridades del país persa afirman que la presencia de Estados Unidos en el Golfo Pérsico crea tensiones en la zona y no tiene justificación conforme el derecho internacional además de no ser necesaria, pues las fuerzas iraníes son capaces de blindar la seguridad de esta región.

El Gobierno de Irán promulgó el martes una ley que declara terroristas todas las fuerzas de inteligencia, seguridad y del Ejército de EE.UU. que operan en Oriente Medio y considera cualquier colaboración con dichos efectivos como una asistencia a actos terroristas.

La medida responde a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de incluir el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) en su denominada lista de “organizaciones terroristas” extranjeras.

msm/ncl/alg/mkh

Comentarios