• El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, John Kirby.
Publicada: miércoles, 6 de enero de 2016 8:34

EE.UU. estudia imponer nuevas sanciones contra Irán por el programa misilístico del país persa, afirmó el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, John Kirby.

Estamos dispuestos a aplicar sanciones respecto a esta reciente prueba de misil balístico (y) estamos trabajando todavía en algunos aspectos técnicos”, afirmó el martes Kirby.

Estamos dispuestos a aplicar sanciones respecto a esta reciente prueba de misil balístico (y) estamos trabajando todavía en algunos aspectos técnicos”, afirmó el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, John Kirby

Durante una rueda de prensa, señaló que continúan las consultas entre los departamentos estatales de Estados Unidos en torno de promover nuevas sanciones antiraníes, si se confirma que Irán ha violado una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Asimismo, desmintió los reportes de algunos medios de comunicación que aseguran que existe un conflicto entre el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro del país estadounidense, supuestamente surgido durante el debate sobre las sanciones a Irán.

Sus declaraciones tuvieron lugar luego de que el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) presentara en la misma jornada del martes su segunda base de misiles y afirmara que entre los misiles almacenados en dicha base subterránea se encuentra el misil balístico de largo alcance (1700 kilómetros) “Emad”, de fabricación nacional.

El pasado 14 de octubre, el comandante de la División Aeroespacial del CGRI, el general de brigada Amir Ali Hayizade, al presentar por primera vez imágenes de una base de misiles, indicó que el CGRI cuenta con una base similar en la mayoría de las ciudades del país, que desde los 500 metros de profundidad están preparadas para repeler cualquier ataque enemigo.

El presidente del Parlamento iraní (Mayles), Ali Lariyani (centro), visita una base subterránea de misiles a una profundidad de 500 metros, 5 de enero de 2016.

El 30 de diciembre de 2015, el diario estadounidense The Wall Street Journal informó que el Gobierno de Washington está preparando un nuevo paquete de sanciones contra el país persa por su programa defensivo.

No obstante, ante la indignación y las protestas de Teherán, ese diario, citando a funcionarios estadounidenses, informó un día después que la Casa Blanca ha retrasado la imposición de nuevas sanciones contra Irán, pero mantiene aún los embargos “sobre la mesa”.

Dicha decisión también provocó el desacuerdo de algunos miembros del Congreso, quienes argumentaron que más sanciones a Irán socavaría la habilidad de Estados Unidos para implementar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) acordado el 14 de julio entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Como indican las autoridades iraníes, la doctrina militar de la República Islámica es disuasiva. Teherán nunca ha tenido intención de producir misiles capaces de transportar ojivas nucleares, pero continuará produciendo y probando misiles balísticos como un instrumento importante para su autodefensa.

bhr/ktg/msf