• Varios organismos iraníes deploran la orden de extradición emitida por una corte gala en contra de un ciudadano persa arrestado en Francia, a EE.UU.
Publicada: sábado, 25 de mayo de 2019 10:22

Varios organismos no gubernamentales iraníes condenan la orden de extradición de una corte gala emitida contra un ingeniero iraní, detenido en Francia, a EE.UU.

El organismo no gubernamental que nuclea los aviones no tripulados de uso civil de la República Islámica de Irán junto a varias empresas especializadas en el desarrollo de la tecnología aeroespacial y drones ha deplorado este sábado la decisión judicial de una corte gala de aceptar una reclamación de entrega del ciudadano iraní Yalal Rouholá Neyad a la Justicia estadounidense.

La condena se ha producido luego de que se conociera que un tribunal galo diera su visto bueno a la petición de la extradición cursada por las autoridades judiciales de EE.UU. en contra de Rouholá Neyad con la acusación de que este habría pretendido en su momento traficar supuestamente con una tecnología de microondas de ámbito industrial con fines militares a Irán.

En comunicado conjunto emitido, estas empresas señalan que los radares de microondas que detectan a aviones no tripulados son equipamientos de uso civil que se usan para proteger los aeropuertos y los lugares estratégicos del país de cualquier intento de espionaje que pudiera producirse por los drones de otros países.

Por tanto, añade la misiva, dicha compra no afecta ninguna sanción que impida su adquisición, sino más bien su compra se enmarca dentro de los requisitos de protección del espacio aéreo y los aeropuertos civiles que viene recogido en los principios de la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO, por sus siglas en inglés).

 

Así pues, el texto ha dejado claro que esta operación de la adquisición de microondas de uso civil es un derecho de la República Islámica de Irán y no representa, en absoluto, violación alguna a cualquier sanción por más ilegal que sean estas medidas punitivas.

Estas compañas iraníes han recordado a las autoridades francesas que detrás de esta decisión de extradición judicial solo se esconde motivos puramente políticos y, por ende, dicho dictamen es totalmente contrario al derecho internacional. 

Para finalizar su comunicado, han advertido a sus interlocutores que este dictamen va a crear jurisprudencia pudiendo acarrear graves consecuencias a futuro para los ingenieros, científicos y comerciantes iraníes que viajan a menudo a Europa.

La noticia de la extradición de este ingeniero persa a EE.UU., coincide con el arresto de otro científico iraní, llamado Masud Soleimani, quien se encuentra detenido desde hace ocho meses en Estados Unidos.

Este investigador de hematología, y dos de sus exalumnos fueron detenidos por agentes del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés) en octubre de 2018 cuando llegaron, provenientes de Irán, al estado estadounidense de Minnesota, donde iban a trabajar en la afamada Clínica Mayo, bajo cargo de haber presuntamente violado las sanciones comerciales impuestas por Washington a su país de origen.

krd/ktg/mtk/hnb

Comentarios