• Edificio del Banco Central de Irán, en Teherán, la capital.
Publicada: miércoles, 27 de marzo de 2019 17:40

Una corte de Luxemburgo rechaza la petición de EE.UU. de bloquear activos de Irán por supuesta implicación en los ataques del 11-S de 2001 en Nueva York.

La corte ha rechazado la solicitud de Washington para compensar a las víctimas de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York (EE.UU.), ocurridos el 11 de septiembre de 2001, mediante la incautación de los activos de Irán.

También ha refutado el pedido estadounidense, argumentando que no existían motivos en materia internacional para ello, ha informado este miércoles el diario Luxemburg Times.

Según informes, la corte de Luxemburgo, a petición de EE.UU., había bloqueado de manera temporal mil seiscientos millones de dólares de los activos iraníes.

Hace siete años un tribunal de Nueva York acusó sin prueba alguna a Teherán de estar implicado en los atentados terroristas de 2001 y pidió que la indemnización a las familias de las víctimas de los ataques, fuera pagada de los activos iraníes.

Esto se produce pese a que documentos desclasificados revelan que 15 de los 19 terroristas que perpetraron los atentados de Nueva York, tenían nacionalidad saudí y posiblemente recibieron apoyo de oficiales de Inteligencia saudíes de alto rango.

 

El 11 de septiembre de 2001, el grupo terrorista Al-Qaeda logró hacerse con el control de cuatro aviones: dos se estrellaron contra las Torres Gemelas de Nueva York y otro contra el edificio del Departamento de Defensa (el Pentágono). El cuarto aparato se estrelló en el estado de Pensilvania (noreste). Los atentados se saldaron con alrededor de 3000 muertos.

Las investigaciones del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés) demuestran que funcionarios del Gobierno saudí estuvieron involucrados en estos ataques, los financiaron y pagaron a los atacantes.

En este sentido el Congreso de EE.UU. aprobó la llamada Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo (JASTA, por sus siglas en inglés) el 9 septiembre de 2016, autorizando así a las familias de las víctimas de los atentados del 11-S demandar a Arabia Saudí, como un país involucrado en estos ataques.

mnz/sjy/mkh

Comentarios