• El soldado estadounidense William "Ryan" Owens, murió en una operación militar en Yemen, realizada el 29 de enero de 2017.
Publicada: domingo, 26 de febrero de 2017 19:29
Actualizada: lunes, 27 de febrero de 2017 7:14

El padre de un soldado estadounidense muerto en Yemen durante un asalto fallido del Ejército de EE.UU. exige explicaciones por la misión ‘estupida’ de Trump.

“¿Por qué hubo que lanzar esta misión estúpida en ese momento si su Administración (del presidente estadounidense Donald Trump) llevaba sólo una semana? ¿Por qué?”, ha cuestionado William Owens, padre del fallecido soldado estadounidense Ryan Owens, durante una entrevista con el diario local Miami Herald publicada este domingo.

El 29 de enero, 9 días después de que Trump jurara como presidente del país norteamericano, las fuerzas especiales estadounidenses llevaron a cabo un ataque contra un lugar yemení ocupado por el grupo terrorista Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQPA).

¿Por qué hubo que lanzar esta misión estúpida en ese momento si su Administración (del presidente estadounidense Donald Trump) llevaba sólo una semana? ¿Por qué?”, cuestiona William Owens, padre del fallecido soldado estadounidense Ryan Owens.

Esta primera operación militar importante autorizada por el recién investido mandatario estadounidense fracasó, de manera que dejó 16 civiles muertos, ocho mujeres y ocho niños que estaban con los combatientes de Al-Qaeda, además de causar la muerte del soldado Owens, de 36 años. También otros tres soldados estadounidenses resultaron heridos durante los enfrentamientos.

“En los dos últimos años, no hubo soldados en suelo yemení —sólo había misiles y drones— (..) Y ahora, de repente, ¿debemos desplegar grandes medios?”, ha denunciado el padre del soldado muerto.

 

El padre del militar fallecido, que era un Navy SEAL (acrónimo en inglés de los equipos Mar, Aire y Tierra de la Armada de Estados Unidos) ha dicho al diario estadounidense que no quiso encontrarse con el presidente estadounidense cuando Trump llegó con su hija Ivanka el 1 de febrero a la base aérea Dover, en Delaware, para rendir homenaje durante la repatriación de los restos de su hijo.

Eso mientras, la Casa Blanca ha denegado las críticas contra el ataque y lo ha calificado de “éxito”. Acorde con el Pentágono (el Departamento de Defensa de EE.UU.) la operación estaba preparada desde hacía tiempo, con el acuerdo de la Administración del expresidente del país norteamericano, Barack Obama.

Desde marzo de 2015, Yemen es objeto de una brutal campaña de ataques aéreos por parte de Arabia Saudí, que ha creado una situación de caos en el país más pobre del mundo árabe y ha facilitado el crecimiento de los grupos extremistas, como Al-Qaeda y el EIIL (Daesh, en árabe).

mnz/ktg/ftn/rba

Comentarios