• El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemi, habla en una rueda de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: domingo, 24 de marzo de 2019 22:10
Actualizada: lunes, 25 de marzo de 2019 2:00

La Cancillería de Irán censura las políticas injerencistas de EE.UU., que recurre a “amenazas” para imponer su voluntad a gobiernos soberanos de la región.

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemi, ha denunciado este domingo las afirmaciones “provocativas”, “injerencistas” y “sin ética diplomática” del secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, quien en una visita de dos días —22 y 23 de marzo— buscó sin éxito apoyo para su agenda antiraní y anti-Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano).

“Tras el fracaso de sus políticas en Oriente Medio, EE.UU. ha recurrido al arma obsoleta y deshonrada de amenazas e intimidación para imponer sus políticas imperialistas a otros países”, ha fustigado el diplomático iraní, mientras atribuía tal política hostil de Washington por el gran enfado de líderes estadounidenses por la unidad y la integridad existentes entre el pueblo libanés y la calma y estabilidad que reina en el país árabe tras la formación del Gobierno, en el que Hezbolá tiene un destacado rol.

Tras recordar el gran apoyo popular al movimiento de Resistencia libanés, Qasemi ha repudiado el descaro de Pompeo, que denigró a Hezbolá en El Líbano, tachándolo de “terrorista”, afirmaciones que rechazaron destacadas autoridades libanesas, con quienes se reunió el secretario de Estado de EE.UU., en su estancia en el país árabe.

“Hezbolá es un partido libanés y no es terrorista, además goza de gran apoyo popular y tiene diputados en el Parlamento”, subrayó el canciller libanés, Gebran Bassil, en el encuentro con Pompeo.

Tras el fracaso de sus políticas en Oriente Medio, EE.UU. ha recurrido al arma obsoleta y deshonrada de amenazas e intimidación para imponer sus políticas imperialistas a otros países”, ha fustigado el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemi.

 

El vocero de la Cancillería iraní ha destacado, por otro lado, las buenas relaciones entre Beirut y Teherán. “Respetando la independencia de El Líbano y el libre albedrío de su gobierno y nación, Irán utilizará todas sus capacidades para fortalecer la unidad dentro de El Líbano y también para ampliar sus relaciones” con el país árabe, ha remarcado.

La gira de Pompeo a El Líbano resultó un gran fracaso para Washington, las principales figuras políticas del país árabe, como el presidente, Michel Aoun, y el presidente del Parlamento, Nabih Berry, defendieron la presencia de Hezbolá en el Gobierno, donde ocupa tres Ministerios, incluido el de Salud.

En las elecciones legislativas del 6 de mayo del año pasado, Hezbolá y sus aliados, el movimiento chií Amal y el cristiano Movimiento Patriótico Libre, liderado por el presidente Michel Aoun, consiguieron 67 de los 128 escaños del Parlamento.

Hezbolá ha desempeñado también un destacado papel en la lucha antiterrorista tanto en territorio libanés como en Irak y Siria, pues su efectivo rol ha disminuido la peligrosidad de las agrupaciones extremistas takfiríes para toda la región y el mundo.

mnz/sjy/mjs

Comentarios