• El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, ofrece una rueda de prensa en Teherán, 30 de julio de 2018.
Publicada: lunes, 30 de julio de 2018 18:02
Actualizada: lunes, 30 de julio de 2018 19:21

La República Islámica de Irán insiste en que Estados Unidos y otros violadores de los derechos humanos no están en posesión de juzgar a los demás países.

A través de su portavoz, Bahram Qasemi, la Cancillería iraní ha condenado este lunes el comunicado de los ministros de Exteriores participantes en la conferencia de libertad religiosa, celebrada el jueves en EE.UU. contra Irán, y ha acusado a Washington de realizar juicios unilaterales sobre otros países.

“EE.UU. y otros violadores e ignorantes de los derechos humanos más naturales y básicos no están en posesión de realizar juicios sesgados y unilaterales contra otros países con diferentes culturas”, ha dicho el vocero iraní.

Además, ha manifestado que la declaración final de tal conferencia se basa en “datos incorrectos, sesgados e irreales”. Qasemi también ha enfatizado que estos países no representan a la comunidad internacional.

EE.UU. y otros violadores e ignorantes de los derechos humanos más naturales y básicos no están en posesión de realizar juicios sesgados y unilaterales contra otros países con diferentes culturas”, subraya el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

 

Al hacer alusión a los principios de la Constitución del país persa respecto a los derechos de las minorías religiosas, el portavoz iraní ha recalcado que la historia de la República Islámica muestra la convivencia pacífica entre diferentes confesiones religiosas. Asimismo, ha puesto énfasis en que todas las minorías en Irán cuentan con derechos de ciudadanía y participan activamente tanto en el Parlamento como en otras entidades del país.

A continuación, ha condenado las declaraciones “infundadas” del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en el referido evento y ha vuelto a precisar que la Constitución de la República Islámica protege la libertad de religión.

Eso mientras, ha agregado, lamentablemente divergencias étnicas y religiosas incitadas por el Occidente en algunas ocasiones han creado catástrofes en la región de Oriente Medio.

EE.UU. ya había planteado tales acusaciones en varias otras ocasiones contra Irán. Teherán, sin embargo, ha destacado muchas veces la convivencia pacífica de todas las religiones en Irán y ha asegurado que en el país persa todos son iguales ante la ley, sin importar sus creencias.

ftn/ctl/tmv/rba

Comentarios