• La casa propiedad del ex presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski después de que fue allanada por la oficina del Fiscal y las autoridades policiales, 24 de marzo de 2018.
Publicada: viernes, 30 de marzo de 2018 9:53

El 21 de marzo Pedro Pablo Kuczynski anunció su renuncia porque, según dijo, no quería ser ‘un escollo’ para la nación de Perú, no obstante, se han encontrado evidencias sobre sus estrechos vínculos con el que fuera representante de Odebrecht en el país latinoamericano, Jorge Barata.

Los agentes de la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios de Perú encontraron en el domicilio de Kuczynski documentos que podrán probar que su relación con el entonces representante de la empresa brasileña era mucho más próxima de lo que declaró a la justicia, informó el jueves el diario local La República.

Asimismo, el material encontrado en su casa demuestra aparentemente el contacto del exmandatario con distintas de las empresas que componen el grupo Odebrecht.

De acuerdo con la fuente, el extitular peruano mantuvo dichos contactos durante y después de sus funciones como ministro de Economía y primer ministro del Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), y antes y durante la campaña electoral de 2011.

El diario destaca que la documentación probaría la hipótesis de la Fiscalía peruana sobre que Kuczynski intercedió a favor de Odebrecht cuando era ministro de Economía a través de las empresas Westfield Capital y First Capital Inversiones.

 

No obstante, el exjefe de Estado peruano, en sus declaraciones a las autoridades, ha minimizado su acercamiento con Jorge Barata, agregó la fuente.

Un sondeo divulgado a mediados de enero mostró que el 70 % de los peruanos desaprueba la gestión de Kuczynski por sus relaciones con la corrupción en el caso.

Los vínculos del exmandatario con la constructora brasileña y la emisión de unos vídeos donde presuntamente se le veía comprar los votos de los parlamentarios peruanos hicieron que presentara su renuncia el 21 de marzo. El Congreso de Perú aceptó su dimisión el viernes pasado.

Según un anuncio publicado en diciembre de 2016 por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, cuando se destapó el gigantesco caso de corrupción de Odebrecht, esta empresa había invertido alrededor de 788 millones de dólares en sobornos para 100 proyectos de construcción en 12 países de América Latina y África.

El escándalo "ha puesto en jaque" a varios líderes latinoamericanos y su implicación en el caso ha provocado la renuncia, la fuga o la condena a prisión de algunos de ellos.

mtk/nii/

Comentarios