• Presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, en una rueda de prensa en Buenos Aires, la capital argentina, 3 de noviembre de 2017.
Publicada: domingo, 10 de diciembre de 2017 22:49

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, admitió el sábado haber asesorado al consorcio Odebrecht, pero niega que eso lo implique en hechos de corrupción.

El mandatario, en declaraciones a la radio local RPP Noticias, dijo que brindó sus servicios de asesoría en 2012, cuando no era funcionario del Estado a empresas, como H2Olmos S.A. o First Capital, ligadas a Odebrecht.

“Me han contratado para H2Olmos, (constituida por Odebrecht en 2009) un gran anhelo de los lambayecanos; para la empresa de Kallpa en Chilca. Yo no era ministro, era un privado que se gana la vida como lo he hecho durante mi carrera profesional”, aseguró Kuczynski.

Sin embargo, negó que haya sido contratado por Marcelo Odebrecht, encarcelado exgerente general de la constructora brasileña que el pasado noviembre dijo que la constructora contrató a Kuczynski como asesor.

Me han contratado para H2Olmos, (constituida por Odebrecht en 2009) un gran anhelo de los lambayecanos; para la empresa de Kallpa en Chilca. Yo no era ministro, era un privado que se gana la vida como lo he hecho durante mi carrera profesional”, indicó el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.

 

Kuczynski, asimismo, enfatizó que haber trabajado durante décadas en consultorías para diversos consorcios no implica, como señalan sus adversarios, que esté involucrado en corrupción. “Cuando he sido ministro y ahora presidente puedo garantizar sobre un crucifijo que nunca he favorecido a ninguna empresa en una licitación. No hay un solo caso que haya sido cuestionado judicialmente”, agregó.

El caso Odebrecht ha echado sombras sobre Kuczynski, jefe del gabinete ministerial cuando la compañía brasileña obtuvo en 2005 un contrato para una carretera, del que después se denunció que implicó un soborno de 20 millones de dólares para el expresidente Alejandro Toledo.

Kuczynski sólo es testigo en el caso, pero su situación se complicó aparentemente cuando la semana pasada un parlamentario de la oposición mostró documentación de los vínculos con First Capital, en la que aparecen como socios el mandatario y su esposa, Nancy Lange.

Al respecto, la comisión Lava Jato del Congreso ha llamado a Lange para que explique su vínculo con First Capital, una empresa que asesoró a la constructora brasileña Odebrecht en 2005 y 2006. Al respecto, el presidente dijo que su esposa “no ha oído hablar” de esa empresa.

Odebrecht montó una gigantesca trama de corrupción que ha involucrado a autoridades de diversos países. En el caso de Perú, por presuntos nexos con la constructora, el expresidente Ollanta Humala está preso, el expresidente Toledo está prófugo, el expresidente Alan García y la líder opositora y excandidata presidencial Keiko Fujimori están en investigación al igual que otros políticos, empresarios y exfuncionarios.

ncl/rha/myd/hnb

Comentarios