• Sistemas de defensa aérea Cúpula de Hierro desplegados en la ciudad de Sderot, en el sur de los territorios ocupados palestinos. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 6 de agosto de 2022 0:07
Actualizada: sábado, 6 de agosto de 2022 14:59

Israel impone medidas restrictivas en zonas cercanas a la línea de separación con Gaza y abre refugios ante ataques con misiles de la Resistencia palestina.

Este viernes, el régimen de Tel Aviv ha lanzado una serie de ofensivas aéreas contra la Franja de Gaza, causado la muerte de varios palestinos, entre ellos un comandante del movimiento Yihad Islámica Palestina, Taysir al-Yabari, y una niña de cinco años. En reacción, los grupos de la Resistencia palestinos, que avisaron que Israel “pagará un alto precio por su agresión”, han disparado decenas de misiles contra Tel Aviv y otras ciudades israelíes.

Al tiempo que aumentan los ataques de represalia de la Resistencia palestina, las ciudades en el centro de los territorios ocupados por Israel, incluida Tel Aviv, han preparado y llamado a abrir los refugios antiaéreos para albergar a los pobladores.

Además, el Ejército israelí ha desplegado sus sistemas de defensa antiaérea Cúpula de Hierro en el sur y el centro de los territorios ocupados ante el disparo de un centenar de cohetes palestinos, mientras que se han movilizado a 25 000 reservistas para hacer frente a la creciente tensión.

Israel también ha declarado “situación especial” 80 kilómetros alrededor de la Franja de Gaza, publicando instrucciones particulares en la zona y bloqueando la entrada de miles de gazatíes que tienen autorización de trabajo en Israel.

De igual modo, las autoridades del régimen han ordenado el desvío de las rutas de aproximación y despegue al aeropuerto de Ben Gurión en Tel Aviv, debido a la escalada de la situación.

El régimen también ha anunciado desde el martes el cierre de una playa, la suspensión de trenes entre las ciudades de Ascalón y Sderot, así como el cierre del paso de Erez, el único punto que permite a las personas cruzar desde la Franja de Gaza a los territorios ocupados.

El ataque israelí de este viernes, bautizado por propio régimen como ‘Operación Despuntar del Alba’, se produce después de cuatro días de estricto bloqueo militar de la Franja por Israel, que temía represalias contra poblaciones aledañas a consecuencia de la detención de Bassam al-Saadi, uno de los líderes de la Yihad Islámica, el pasado lunes. Desde entonces, Israel selló todos los pasos que controla en la línea de separación con Gaza.

Los medios confirman que el intercambio de misiles entre Israel y la Franja de Gaza todavía continúa y las sirenas de alarma se han activado en varias localidades del centro y el sur de los territorios ocupados, como las ciudades de Tel Aviv, Ascalón, Ashdod, Bat Yam, Rishon LeZion, y Sderot, además de los asentamientos cerca de la Franja.

A su vez, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, ha llamado a Israel a poner fin a sus bombardeos. El secretario general del movimiento palestino, Ziad al-Najala, igualmente, ha advertido que el enemigo, que ha comenzado la agresión, debe asumir toda la responsabilidad, alertando a Israel de que debe esperar una lucha sin tregua después de este bombardeo.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Yair Lapid, ha anunciado que la operación israelí durará “tanto tiempo como sea necesario”.

nkh/ctl/rba