• Fuerzas israelíes detienen a un manifestante palestino fuera de la Puerta de Damasco, en la ciudad vieja de Al-Quds, 9 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 10 de mayo de 2021 15:25

Egipto y Jordania convocan a los representantes israelíes en sus capitales para denunciar la continuidad de la violencia contra los palestinos en Al-Quds.

La Cancillería egipcia recibió el domingo a la embajadora de Israel, Amira Oron, y le pidió que trasmitiese el mensaje a las autoridades del régimen de Tel Aviv de que tienen que detener los actos violentos de los colonos y militares israelíes contra los civiles palestinos y la identidad árabe en los territorios ocupados.

De acuerdo con la nota, El Cairo hizo hincapié en que las autoridades israelíes deben respetar la santidad de la Mezquita Al-Aqsa y proteger a los fieles, permitiéndoles practicar sus rituales religiosos sin temores en ese lugar sagrado.

De igual modo, el canciller adjunto de Egipto, Nazih al-Najari, en su encuentro con Oron, manifestó enérgicamente el rechazo de El Cairo a los recientes actos brutales de israelíes en la Mezquita Al-Aqsa, así como la prevista expulsión de los palestinos residentes en el barrio de Sheij Yarrah.

 

A su vez, la Cancillería de Jordania convocó el domingo al encargado de negocios de la embajada de Israel en Amán, la capital jordana, para protestar contra la continua escalada de violencia del régimen de Tel Aviv en los territorios palestinos ocupados, según informa la agencia jornada de noticias Petra.

A través de un comunicado, la Cancillería jordana condenó los actos de violencia de israelíes en la Mezquita Al-Aqsa y denunció que las fuerzas israelíes violan los derechos internacionales y el estatus histórico y legal de Al-Quds (Jerusalén).

También advirtió sobre las consecuencias de las persistentes violaciones, provocaciones y escalada en la parte oriental de Al-Quds.

Desde el comienzo del mes sagrado de Ramadán (noveno mes del calendario islámico), la ciudad de Al-Quds es escenario de una serie de medidas violentas de la policía y los colonos del régimen israelí, especialmente en la zona de la Puerta de Damasco —conocida por los palestinos como Bab al-Amud—, en el barrio de Sheij Yarrah y la explanada de la Mezquita Al-Aqsa.

Las tensiones han aumentado luego de que un tribunal israelí ordenara hace unos días el desalojo de familias palestinas del mencionado barrio permitiendo la entrada masiva de colonos israelíes a esa localidad.

mmo/ncl/fmk/rba