• Soldados israelíes en las calles de la ciudad de Al-Jalil (Hebrón), en la ocupada Cisjordania. (Foto: AP)
Publicada: martes, 6 de abril de 2021 14:23

Palestina denuncia el asesinato de un palestino y que su esposa resultara herida a manos de Israel cerca de Ramalá; lo tacha de “ejecución extrajudicial”.

Este atroz crimen es solo uno más de una larga y continuada serie de ejecuciones extrajudiciales cometidas por los soldados y oficiales de la ocupación israelí desplegados en los controles de carreteras e intersecciones en ciudades y pueblos palestinos”, ha manifestado el Ministerio palestino de Asuntos Exteriores mediante un comunicado recogido este martes por la agencia oficial local de noticias WAFA.

Además, la Cancillería palestina acusa en su nota al régimen de Tel Aviv de permitir a sus soldados disparar con el objetivo de matar a los palestinos a sangre fría, aunque no supongan amenaza alguna.

Los comentarios de la Cartera palestina aluden a un crimen cometido esta misma jornada por soldados israelíes, quienes dispararon a la cabeza y mataron a un joven palestino en la ciudad de Ramalá, en la ocupada Cisjordania, además de herir también a su esposa.

 

El palestino asesinado fue identificado como Osama Mansur, de 42 años. Su mujer, que fue conducida de inmediato al Complejo Médico de Ramalá, se encuentra estable.

A este respecto, la Cancillería palestina insta en su texto a la comunidad internacional a considerar seriamente la posibilidad de imponer sanciones al régimen israelí o enviar un equipo para investigar el asesinato de Mansur.

Asimismo, pide que se proteja internacionalmente al pueblo palestino bajo ocupación frente a los crímenes en los que incurren las fuerzas israelíes y los colonos.

Las fuerzas israelíes cometen crímenes a diario contra los palestinos; ante tal coyuntura, la Corte Penal Internacional (CPI) anunció a principios de marzo la apertura de una investigación sobre los crímenes de guerra de Israel en la Palestina ocupada.

De hecho, los uniformados israelíes han sido ampliamente criticados por el uso generalizado y sistemático de la fuerza excesiva contra los palestinos. Esto mientras que el régimen de Tel Aviv, lejos de imputar cargos a sus uniformados, facilita aún más la represión con redadas diarias y detenciones, entre otras medidas.

mrp/anz/fmk/rba