• Fuerzas israelíes irrumpen en una aldea palestina de Cisjordania. (Foto: WAFA)
Publicada: lunes, 29 de junio de 2020 0:42

Las fuerzas israelíes arrasaron un terreno cerca de Al-Quds y detuvieron a tres palestinos en Cisjordania, mientras la tensión se dispara por el plan de anexión.

Conforme recogió la agencia de noticias local WAFA de boca de lugareños, grandes unidades de las fuerzas israelíes asaltaron el domingo la aldea de Beit Iksa, situada al noroeste de la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén), y procedieron a arrasar un terreno en esa localidad.

Los testigos precisaron que las fuerzas israelíes habían llevado una excavadora para devastar el campo, que pertenece a la familia palestina Hamayel.

Según los informes, los uniformados israelíes se desplegaron masivamente en Beit Iksa, sellaron las entradas de la aldea y tomaron posición en los tejados de varias casas cercanas a su objetivo, como si fueran puestos militares, antes de destruir el terreno.

Beit Iksa tiene una población de alrededor de 2000 personas y está rodeada por todos lados de asentamientos ilegales del régimen de Israel y el muro de separación o “apartheid”.

 

En otra nota, WAFA informó que las fuerzas de ocupación arrestaron el domingo a tres palestinos en Cisjordania.

Las detenciones ocurrieron, después de que los soldados israelíes irrumpieran en la localidad de Abu Dis, al este de Al-Quds, y en el campo de refugiados de Aida, cerca de la ciudad de Aida en Beit Lahm (Belén).

Más temprano en la misma jornada, los uniformados israelíes arrestaron a dos jóvenes palestinos en Al-Quds.

El martes pasado, los soldados del régimen de Israel abrieron fuego contra un automóvil que pasaba por un puesto de control en Abu Dis, lo que provocó la muerte del conductor, un palestino.

Todos estos hechos, aunque ya son sistemáticos, cobran relevancia, dado que tienen lugar a días de que Israel busque concretar su anunciada anexión de zonas de la Cisjordania ocupada; una medida que el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) consideraría como “declaración de guerra”. 

La anexión israelí de Cisjordania es un proyecto que forma parte del llamado ‘acuerdo del siglo’ auspiciado por EE.UU. Este plan, presentado en enero por la Casa Blanca, otorga a los palestinos una autonomía limitada dentro de una patria discontinua, y deja en manos de Israel el cotizado valle del Jordán y olvida la problemática de millones de refugiados palestinos deseosos de retornar a sus tierras.

ncl/ctl/msf