• Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), habla en una rueda de prensa.
Publicada: miércoles, 12 de junio de 2019 18:04

Palestina condena en los términos más duros la decisión del primer ministro de Moldavia de trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén).

El martes, el primer ministro de Moldavia, Pavel Filip, anunció su intención de trasladar la misión diplomática de su país de Tel Aviv, en el oeste de Palestina ocupada, a la ciudad sagrada de Al-Quds, siguiendo los controvertidos pasos de EE.UU.

Leer más: “Traslado de embajada de EEUU, no cambiará identidad de Al-Quds”

“El Comité Ejecutivo de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) condena enérgicamente la decisión ilegal de Moldavia de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds”, ha declarado Hanán Ashrawi, miembro del comité.

En un comunicado emitido este miércoles, Ashrawi denuncia que el plan de Moldavia es “un acto de hostilidad” contra los derechos del pueblo palestino y constituye una violación de la letra y el espíritu del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

Ante esta situación, la dirigente de la OLP pide a la Unión Europea (UE) que tome de inmediato medidas contra Moldavia por ignorar el consenso del bloque regional sobre la situación de Oriente Medio.

El Comité Ejecutivo de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) condena enérgicamente la decisión ilegal de Moldavia de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds”, dice Hanan Ashrawi, miembro del comité.

 

Los Estados que optan por tomar tales decisiones ilegítimas y unilaterales son “cómplices de los crímenes israelíes” contra los palestinos y responsables de las consecuencias políticas y legales de tales medidas, ha agregado, según recoge la agencia oficial palestina de noticias WAFA.

En el mismo sentido, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Palestina ha reprobado la decisión proisraelí de Chisináu y ha hecho notar que el premier moldavo la ha tomado días antes del fin de su mandato, con el objetivo de obtener el apoyo de EE.UU. y el régimen de Tel Aviv.

En consecuencia, la Cancillería del país árabe ha subrayado que trabajará con el nuevo Gobierno del país europeo para impedir la implementación de esta “decisión ilegal”.

A finales de 2017, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó el traslado de su legación de Tel Aviv a Al-Quds, en contra de las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y reconoció la ciudad palestina como capital israelí.

La decisión del inquilino de la Casa Blanca suscitó la condena y el rechazo de gran parte de la comunidad internacional, que considera que viola el derecho internacional y pone en peligro la posibilidad de una solución pacífica al conflicto palestino-israelí.

Leer más: Suiza no trasladará su embajada de Tel Aviv a Al-Quds

Leer más: Rusia no pretende trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds

fmk/mla/mnz/hnb

Comentarios