• Hanan Ashrawi, miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), habla en una rueda de prensa.
Publicada: lunes, 18 de febrero de 2019 18:57
Actualizada: martes, 19 de febrero de 2019 16:13

La Organización para la Liberación de Palestina tacha de “agresión económica” la polémica ley israelí que retiene los fondos previstos para el Gobierno palestino.

“Al otorgarse la licencia para confiscar los ingresos palestinos, Israel está cometiendo otro acto de ilegalidad y agresión económica. Palestina no se someterá a la extorsión política y financiera y continuará buscando a los responsables de los crímenes israelíes”, ha denunciado este lunes Hanan Ashrawi, miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

El gabinete israelí anunció ayer domingo la aprobación de la llamada ley de deducciones que retendrá 138 millones de dólares de los impuestos y aranceles recaudados para la Autoridad Nacional Palestina (ANP), con los que se paga a los presos y a las familias de las víctimas palestinas por la violencia israelí.

“Esta es una decisión ilegal que confirma una vez más el robo habitual de tierras, recursos y fondos palestinos por parte de Israel”, ha agregado Ashrawi, para después argumentar que la nueva ley allana el camino para la “piratería” de los fondos palestinos.

Por su parte, Nabil Abu Rudeina, portavoz el presidente palestino, Mahmud Abás, ha rechazado la medida “arbitraria” del régimen de Israel, la cual reducirá “los salarios de mártires y prisioneros”, y ha advertido que la implementación de esta ley permitirá “piratear con el dinero del pueblo palestino”.

Al otorgarse la licencia para confiscar los ingresos palestinos, Israel está cometiendo otro acto de ilegalidad y agresión económica. Palestina no se someterá a la extorsión política y financiera y continuará buscando a los responsables de los crímenes israelíes”, ha denunciado Hanan Ashrawi, miembro del comité ejecutivo de la OLP.

 

Además, ha estimado que la congelación de los fondos a la ANP, que forma parte de una ley aprobada por el parlamento israelí el pasado julio, es un “golpe unilateral” a los acuerdos firmados, incluido el Acuerdo de París, un protocolo que marca las relaciones económicas entre israelíes y palestinos.

“La implementación de la ley tendrá serias repercusiones en todos los niveles”, ha indicado Abu Rudeina, agregando que el tema será un asunto prioritario a tratar en las próximas reuniones del liderazgo palestino.

La retención de impuestos y aranceles recaudados para la ANP es otro intento del régimen israelí para privar tanto a los presos como al pueblo de Palestina de sus derechos más simples y básicos.

Los militares israelíes han atacado en reiteradas ocasiones a las familias de los presos palestinos, han destruido sus casas y han violentado los derechos de los familiares de los mártires.

myd/ctl/mtk/rba

Comentarios