• El papa Francisco (C) pronuncia un discurso en la ciudad de Bari, en el sur de Italia, 7 de julio de 2018.
Publicada: domingo, 8 de julio de 2018 6:58

El papa Francisco reclamó contra el expansionismo de Israel y alertó que “construir muros y ocupar territorios” no resolverá los conflictos en Oriente Medio.

En su intervención el sábado en una visita a la sureña ciudad italiana de Bari, el sumo pontífice pidió que se respete el ‘status quo’ de la santa ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén), luego de que EE.UU., pese al rechazo de casi el mundo entero, la declarase la capital del régimen de Israel.

“La paz no vendrá gracias a treguas sostenidas por muros y pruebas de fuerza, sino por la voluntad real de escuchar y dialogar”, declaró Francisco, abogando por una solución de dos Estados para la antigua disputa entre israelíes y palestinos.

El líder de la Iglesia católica subió el tono luego, diciendo: “¡Basta del beneficio de unos pocos a costa de la piel de muchos! ¡Basta de las ocupaciones de las tierras que desgarran a los pueblos!”.

Israel se enfrenta a una condena internacional, incluso por parte de las Naciones Unidas, por ocupar las tierras palestinas, expandir colonias ilegales, así como por construir el controvertido muro de separación, conocido como el muro de Apartheid entre los palestinos, en la Cisjordania ocupada.

¡Basta del beneficio de unos pocos a costa de la piel de muchos! ¡Basta de las ocupaciones de las tierras que desgarran a los pueblos!”, dijo el papa Francisco, en alusión a la ocupación de los territorios palestinos por el régimen de Israel.

 

El régimen de Tel Aviv comenzó a levantar en 2002 la valla de hormigón con el argumento de evitar “ataques terroristas”. Los palestinos, no obstante, dicen que es un robo de territorio que les podría negar la posibilidad de tener un Estado. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya declara ilegal el muro y exige indemnizaciones a las familias afectadas.

El papa también condenó la actividad de los grupos terroristas que “disfrazados de pretextos religiosos, han blasfemado en realidad el nombre de Dios, que es paz, y han perseguido al hermano que desde siempre ha vivido al lado”.

Habló, además, sobre la prolongada crisis en Siria, donde los conflictos armados y la ofensiva de los grupos terroristas, apoyados desde el exterior, han dejado miles de muertos.

Francisco criticó el “silencio cómplice de muchos” que avivan la violencia, mencionando específicamente a la industria de las armas. “No se puede levantar la voz para hablar de paz mientras a escondidas se siguen desenfrenadas carreras de rearme”, declaró.

ftm/ctl/msf

Comentarios