• Obras de construcción de viviendas en el asentamiento ilegal israelí de Gilo, ubicado en este de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén).
Publicada: martes, 20 de marzo de 2018 2:56
Actualizada: martes, 20 de marzo de 2018 20:23

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) denuncia el presupuesto aprobado por el parlamento del régimen de Israel para el año 2019, que busca perpetuar la ocupación del territorio palestino, intensificando la construcción de asentamientos ilegales en la Cisjordania ocupada.

La referida organización palestina tras realizar un minucioso estudio sobre el presupuesto de 137 mil millones de dólares para el año 2019, ratificado la semana pasada por parlamento israelí, ha concluido que las instituciones que supervisan directamente la ocupación han sido favorecidas en la distribución de los fondos.

“Ya se dice que un cuarto del gasto total de Israel se canaliza hacia el financiamiento del ejército, la seguridad interna, la ocupación y los asentamientos. Estos sectores recibirán un impulso adicional en el presupuesto del próximo año”, señala OLP según recoge un informe publicado este lunes en el portal Middle East Monitor.

Los miembros de la Lista Conjunta, una alianza árabe-israelí que ocupa 13 de los 120 escaños del parlamento del régimen, rechazó el presupuesto, considerando que “perpetúa la ocupación, intensifica el asentamiento y profundiza la discriminación y los prejuicios contra los ciudadanos árabes (...) El nuevo presupuesto revela la política extremista del gobierno”, condenaron.

Ya se dice que un cuarto del gasto total de Israel (presupuesto del estado para el año 2019) se canaliza hacia el financiamiento del ejército, la seguridad interna, la ocupación y los asentamientos. Estos sectores recibirán un impulso adicional en el presupuesto del próximo año”, señala la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

 

En la actualidad, el régimen de Tel Aviv mantiene unas 230 colonias en los territorios ocupados desde 1967, en las que viven unos 600.000 israelíes. El mes pasado, el primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, anunció nuevas expansiones.

Mientras tanto, gran parte de la comunidad internacional estima que los asentamientos israelíes son ilegales porque los territorios fueron tomados por ese régimen, por lo tanto, están sujetos a los Convenios de Ginebra, que prohíben la construcción en los territorios ocupados.

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Raad al-Husein, ha catalogado la expansión de los asentamientos ilegales construidos desde la ocupación israelí de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) como un ‘crimen de guerra’.

mnz/ncl/hgn/hnb

Commentarios