• El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ofrece un discurso en Kuala Lumpur, capital de Malasia, 19 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 7 de enero de 2020 12:43
Actualizada: martes, 7 de enero de 2020 14:15

El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ha criticado en duros términos a EE.UU. por asesinar al destacado general iraní Qasem Soleimani.

“Ahora ya no estamos a salvo. Si alguien insulta o dice algo que a alguien no le gusta, está bien que esa persona de otro país envíe una aeronave no tripulada (dron) y tal vez me dispare”, ha afirmado este martes el premier malayo.

Asimismo, ha denunciado el martirio del teniente general Soleimani a manos de EE.UU., afirmando que “ha llegado la hora de que los musulmanes se unan” para hacer frente a este tipo de agresiones y protegerse ante las amenazas extranjeras.

El teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, conocido también como el general más destacado en la región del oeste de Asia, fue martirizado la madrugada del pasado viernes en un ataque aéreo estadounidense por orden directa del presidente norteamericano, Donald Trump, tras años de lucha contra el terrorismo.

Mohamad ha condenado el ataque estadounidense y lo ha considerado una violación del derecho internacional.

 

En la ofensiva de EE.UU. también cayeron mártires algunos combatientes de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, incluido su subcomandante, Abu Mahdi al-Muhandis.

El asesinato del teniente general Soleimani ha desatado rotundas condenas de gran parte del mundo. Los Gobiernos de Bagdad y Teherán han censurado duramente el acto terrorista, que constituye una flagrante violación de la soberanía de Irak. Además, el Parlamento iraquí aprobó el domingo la expulsión de las fuerzas norteamericanas del país árabe.

Por su parte, el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, y altos mandos del CGRI han advertido a los “criminales” de EE.UU. que les espera una “dura venganza” de la República Islámica.

nkh/anz/rba