• El presidente iraquí, Barham Salih (dcha.), recibe al embajador iraní en el país, Iray Masyedi en Bagdad, 11 de abril de 2019.
Publicada: viernes, 12 de abril de 2019 13:56

El presidente de Irak aboga por reforzar lazos con Irán y asegura que su país nunca será “punto de partida” de ninguna acción contra sus vecinos.

Pocos días después de que Estados Unidos incluyera al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en su lista de organizaciones terroristas extranjeras, el jefe del Estado iraquí, Barham Salih, se ha opuesto a las presiones de Washington sobre Irán afirmando que “Irak no aceptaría ser un punto de partida para ninguna acción que dañe a sus vecinos o perjudique la situación de la región”.

El presidente iraquí formuló estas declaraciones en una reunión mantenida el jueves con el embajador iraní en Bagdad, Iray Masyedi, con quien abordó el buen estado de las relaciones bilaterales y coincidió en la necesidad de reducir las tensiones en la región e incrementar la cooperación bilateral en la lucha contra el extremismo para garantizar un mejor futuro para las dos naciones.

Según un comunicado de la Oficina Presidencial iraquí, durante las conversaciones Salih loó el apoyo de las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán a la lucha antiterrorista de Irak, que condujo a la caída del grupo ultraviolento takfirí EIIL (Daesh, en árabe) a finales de 2017.

 

Salih insistió además en “el interés de Irak por ser un escenario para la convergencia de intereses de los países y pueblos de la región”.

Por su parte, el representante iraní reafirmó que Teherán quiere una cooperación estrecha con Bagdad y que continuará respaldando a la nación vecina en todos los ámbitos, agrega el comunicado.

Aparte de Salih, el embajador iraní se entrevistó además con el presidente del Consejo Supremo Islámico de Irak, Amar al-Hakim, y el expresidente Fuad Masum.

Al comentar sus conversaciones con funcionarios iraquíes, Masyedi dijo a los reporteros que había aprovechado la oportunidad para expresar la postura de Teherán sobre el movimiento “imprudente” y “estúpido” de Washington contra el CGRI.

Masyedi declaró que Irán está “sorprendido de que el destino de un país como los Estados Unidos haya caído en manos de un individuo que no respeta ninguna norma ni regulación”, refiriéndose al presidente Donald Trump.

El anuncio de Trump ha causado inquietud en medios militares de su país. El jefe de Operaciones Navales, el almirante John Richardson, ha dicho al portal US Naval Institute News que la Marina de los Estados Unidos no cambiará sus reglas de enfrentamiento por la decisión de Trump.

mjs/mla/ftm/rba

Comentarios