• Fuerzas del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataib Hezbolá).
Publicada: lunes, 4 de febrero de 2019 8:15
Actualizada: lunes, 4 de febrero de 2019 14:56

El Movimiento de Resistencia Islámica de Irak considera que el anuncio de Trump de mantener tropas de EE.UU. en Irak supone, en realidad, “una ocupación” del país.

“Las declaraciones de Trump sobre que mantendrá fuerzas militares estadounidenses en Irak para vigilar a Irán son un claro anuncio de la ocupación de Irak y suponen el inicio de una nueva fase de enfrentamientos con las tropas norteamericanas”, ha asegurado este lunes el portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataib Hezbolá), Mohamad Mohiyi, en una entrevista con la cadena libanesa de noticias Al-Mayadeen .

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió el domingo que la invasión estadounidense a Irak fue un “gran error”, pero como ya se había invertido en crear una base militar en ese país era mejor conservarla y usarla para vigilar a Irán, país al que calificó de “problema”.

El portavoz del Hezbolá iraquí ha criticado las declaraciones del inquilino de la Casa Blanca, e insiste en que no permitirá a EE.UU. usar Irak como base contra los países vecinos.

“Estados Unidos busca mantener una presencia permanente en Irak, y quiere usar nuestro territorio como base para agredir a la República Islámica de Irán y hacer frente a los movimientos populares y de Resistencia en Irak”, ha advertido.

Las declaraciones de Trump sobre que mantendrá fuerzas militares estadounidenses en Irak para vigilar a Irán son un claro anuncio de la ocupación de Irak y suponen el inicio de una nueva fase de enfrentamientos con las tropas norteamericanas”, ha asegurado el portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataib Hezbolá), Mohamad Mohiyi.

 

Las declaraciones de Trump han desatado la ira de diferente políticos iraquíes, como el legislador Hasan al-Kaabi, que calificó el anuncio de flagrante violación de la soberanía y la voluntad nacional de Irak.

Tras la victoria del Gobierno de Bagdad frente al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en diciembre de 2017, las autoridades estadounidenses prometieron “reducir gradualmente” su presencia en territorio iraquí, pero en agosto de 2018 Washington aseguró que el contingente norteamericano —estimado en 5200 efectivos— permanecerá en Irak “el tiempo que sea necesario”.

En los últimos meses los legisladores iraquíes han insistido en la salida de EE.UU. De hecho, el Parlamento del país tiene previsto analizar en breve un proyecto de ley presentado por el bloque Saerun, en el que se exige la retirada de los soldados extranjeros de Irak.

mnz/mjs/nii/

Comentarios