• Combatientes de las Unidades de Movilización Popular en una batalla con los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe).
Publicada: viernes, 4 de enero de 2019 22:55
Actualizada: sábado, 5 de enero de 2019 0:04

El Movimiento Hezbolá Al-Nuyaba de Irak ha asegurado que sus fuerzas están preparadas para luchar contra Arabia Saudí y sus mercenarios en Yemen.

“Si pudiéramos, no dudaríamos ni un segundo en luchar en Yemen”, afirmó el secretario general del citado movimiento, el sheij Akram al-Kabi, en una entrevista concedida el jueves a la cadena de televisión iraquí Al-Nujaba.

Además de elogiar la resistencia del pueblo y los combatientes yemeníes ante la violenta guerra lanzada por el régimen saudí y sus aliados regionales, Al-Kabi recordó que la presencia de sus hombres en otros países de la región, como Siria, tiene como objetivo “defender a los musulmanes”.

El también alto miembro de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) resaltó el rol que desempeñó su movimiento durante los actos hostiles de las tropas de Estados Unidos, en especial tras la invasión a Irak en el año 2003.

“Después de la caída del régimen de (exdictador iraquí) Sadam Husein empezamos a equiparnos con armas más sofisticadas para luchar contra las fuerzas hostiles”, indicó Al-Kabi, mientras destacó el apoyo de Irán y el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) a las fuerzas iraquíes.

Si pudiéramos, no dudaríamos ni un segundo en luchar en Yemen”, ha indicado el secretario general del Movimiento Hezbolá Al-Nuyaba de Irak, el sheij Akram al-Kabi. 

 

En otro momento de sus declaraciones, reveló varias operaciones conjuntas entre EE.UU. e Israel para detener el desarrollo de las fuerzas de la Resistencia en la región.“El Ejército de EE.UU., apoyado por un batallón israelí especializado en inteligencia y espionaje, lanzó una guerra informática para descubrir las tácticas bélicas de Hezbolá Al-Nuyaba en Irak, pero fracasó en lograr su objetivo”.

El Movimiento Al-Nuyaba, con cerca de 10 000 combatientes, junto con otras fuerzas populares iraquíes, ha desempeñado un papel destacado en las victorias del Ejército ante los grupos terroristas, así como contra el régimen de Israel.

Sin embargo, Estados Unidos planea catalogar a este grupo como organización terrorista. La decisión ha sido condenada y rechazada por el Gobierno de Bagdad.

myd/ctl/ahn/mkh

Comentarios