• Miembros de Al-Hashad Al-Shabi avanzan hacia la ciudad de Al-Qaim, en Al-Anbar, 1 de noviembre de 2017.
Publicada: miércoles, 1 de noviembre de 2017 16:23
Actualizada: jueves, 2 de noviembre de 2017 8:05

El movimiento Al-Nuyaba advierte de que el Ejército de EE.UU. puede convertirse en blanco si no pone fin a sus ataques a las fuerzas populares iraquíes.

“Estamos dispuestos a atacar a las fuerzas estadounidenses en el caso de que EE.UU no ponga fin a sus actos hostiles”, ha avisado este miércoles el secretario general del movimiento iraquí Al-Nuyaba, el sheij Akram al-Kaabi.

El destacado militante del país árabe ha contrapuesto el destructivo papel desempeñado en Irak por la llamada “coalición contra EIIL (Daesh, en árabe)”, a la labor de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), por más que, según ha señalado, los medios de comunicación del Occidente tratan de ensuciar su imagen.

Al-Hashad Al-Shabi es una organización oficial cuyo principal partidario no es otro que el pueblo iraquí, mientras que los estadounidenses son extranjeros sin derecho a interferir en los asuntos internos de Irak, ha observado Al-Kaabi.

De hecho, el trabajo efectuado por las fuerzas populares ha sido alabado por el propio primer ministro del país, Haidar al-Abadi, que ha resaltado que forman parte oficialmente de las fuerzas de seguridad que luchan contra el terrorismo.

Estamos dispuestos a atacar a las fuerzas estadounidenses en el caso de que EE.UU no ponga fin a sus actos hostiles”, alerta el secretario general del movimiento iraquí Al-Nuyaba, el sheij Akram al-Kaabi.

 

“Ellos (las fuerzas de EE.UU.) atacaron las posiciones de Al-Hashad Al-Shabi en el norte de la ciudad de Tikrit (al noroeste de Bagdad, la capital) y luego afirmaron que la agresión se había llevado a cabo por error”, ha denunciado Al-Kaabi.

Sin embargo, el secretario general del movimiento ha hecho hincapié en que, pese a los esfuerzos norteamericanos, las fuerzas populares han neutralizado los planes de Washington en territorio iraquí.

Las autoridades estadounidenses llevan a cabo desde hace unas semanas una campaña contra las fuerzas populares iraquíes, tras desempeñar estas un importante papel en los avances frente a los terroristas del Ejército iraquí, logrando recuperar varias localidades de manos de Daesh. Uno de los principales bastiones terroristas liberados en junio fue la ciudad septentrional de Mosul.

El secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson sostuvo hace unos días, ignorando la efectiva lucha de las fuerzas populares contra los terroristas, que la milicia debe abandonar Irak.

Al-Hashad Al-Shabi goza de gran popularidad entre la sociedad iraquí. Una encuesta realizada en agosto de 2015 indicó que el 99 % de los encuestados apoyaban su participación en la lucha antiterrorista.

alg/mla/zss/mkh

Comentarios