• El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en un acto en la embajada francesa en Washington D.C., EE.UU., 30 de noviembre de 2022. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 1 de diciembre de 2022 11:36

El presidente de Francia denuncia que las medidas económicas tomadas por Joe Biden para impulsar industria son “súper agresivas” y pueden “fragmentar a Occidente”.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, que está de visita en EE.UU., anunció el miércoles, en una reunión con los congresistas de este país, que los subsidios masivos incluidos por el inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, en una ley económica y social llamada Ley de Reducción de la Inflación (IRA por sus siglas en inglés) son “súper agresivos para nuestras empresas”.

Argumentó que la IRA quizá resuelva el problema de EE.UU., pero empeorará el de Euopa. “No quiero convertirme en un mercado para los productos estadounidenses porque tengo exactamente los mismos productos que ustedes. Tengo una clase media (que debe) trabajar y gente que debe encontrar trabajo”.

Más tarde, en un discurso ofrecido en la embajada de Francia en Washington, el mandatario galo repudió que el programa de inversiones y subvenciones de Washington para ayudar a sus empresas puede “fragmentar a Occidente”.

La Ley de Reducción de la Inflación, aprobada por el Congreso estadounidense en agosto, y que busca reducir el costo de los medicamentos recetados, los costos diarios de energía y el déficit en EE.UU., ha sido criticada por la Unión Europea (UE), por incluir cláusulas que proponen discriminar a los fabricantes europeos.

Esta nueva tensión entre Washington y Europa llega mientras se acerca el duro invierno y los países europeos se enfrentan a una crisis energética profunda que se debe a las sanciones con efectos adversos de Occidente contra Moscú, tras el inicio de la operación militar rusa en Ucrania.

En octubre, Macron cargó contra EE.UU. por vender su gas natural a países europeos cuatro veces más caro al de su mercado interno.

Denunció que “existe un doble rasero implícito” en dicha medida estadounidense y consideró que esta supone un verdadero problema de acercamiento y sinceridad en el comercio transatlántico.

nfg/tqi