• La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, habla en en la base aérea de Torrejón de Ardoz (España), 21 de agosto de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 21 de agosto de 2021 17:46

La presidenta de la Comisión Europea asegura que la Unión Europea (UE) no reconoce a los talibanes y que no mantiene ninguna “conversación política” con ellos.

“No hay conversaciones políticas con los talibanes, no hay reconocimiento de los talibanes”, ha sentenciado este sábado Ursula Von der Leyen tras visitar, junto al presidente del Consejo, Charles Michel, y al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el campamento instalado en la base aérea de Torrejón de Ardoz (España) donde actualmente se alberga a casi dos centenares de afganos.

Von der Leyen ha reconocido que el bloque comunitario mantiene contactos con los insurgentes para acelerar el proceso de evacuación de los ciudadanos europeos y sus colaboradores afganos del país asiático.

Ha afirmado que la Comisión Europea (CE) pretende donar 1000 millones de euros para el desarrollo de Afganistán, pero ha condicionado la ayuda con que  los talibanes respeten los derechos humanos del pueblo afgano.

“No se puede destinar ni un euro de ayudas humanitarias a un régimen que le niegue a mujeres y niñas sus plenos derechos y libertades”, ha sentenciado.

UE urge a hablar con los talibanes porque han ganado la guerra

El bloque europeo reconoció el martes el fracaso de la campaña militar occidental en Afganistán luego de 20 años y dos días después de que el grupo armado Talibán se apoderara de la capital afgana, Kabul. El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, afirmó entonces que Europa “tendrá que hablar con los talibanes, porque han ganado la guerra”.

Sin embargo, Borrell enfatizó que esto no significaría el reconocimiento oficial del grupo insurgente por parte de la UE y subrayó que cualquier cooperación con un futuro gobierno afgano dependerá de un acuerdo pacífico.

¿Qué pasa en Afganistán?

Talibán ya tiene bajo su control casi todo el territorio afgano, tras la conquista de 33 de las 34 capitales provinciales de Afganistán en las últimas dos semanas. El grupo armado entró el 15 de agosto en Kabul en medio de la total inacción de las tropas estadounidenses y sin resistencia alguna por parte de las fuerzas gubernamentales.

A su vez, el ya expresidente afgano Ashraf Qani abandonó su país, a consecuencia de la toma de Kabul por Talibán, en el marco de su avance imparable y relámpago por el país asiático.

Estados Unidos y sus aliados occidentales han sido objeto de críticas debido a su decisión de salir de Afganistán por parte de quienes denuncian su irresponsabilidad en cuanto al país que invadieron hace 20 años, con el pretexto de luchar contra el terrorismo y entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad afganas.

ftm/tqi/hnb