• El jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en Bruselas, 30 de junio de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 14 de julio de 2020 9:37
Actualizada: martes, 14 de julio de 2020 21:03

El jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, destaca la necesidad de salvar el acuerdo nuclear tras la violación de EE.UU. del mismo.

Hoy, en el quinto aniversario de la firma del pacto nuclear, salvarlo parece más importante que nunca”, ha subrayado Borrell mediante un comunicado emitido este martes con ocasión del aniversario de la fecha en la que el convenio de Viena fue firmado por Irán y el Grupo 5+1 —compuesto entonces por EE.UU., Francia, el Reino Unido, China y Rusia, más Alemania—, es decir el 14 de julio de 2015.

El acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) es un “logro multilateral histórico”, ratificado por una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), ha remarcado el jefe de la Diplomacia europea.

El pacto estipula el levantamiento de todas las sanciones contra la República Islámica a cambio de restricciones al programa nuclear del país persa, ha evocado Borrell, para luego resaltar la necesidad de que todas las partes cumplan con sus obligaciones en virtud del PIAC.

“Desafortunadamente, EE.UU. decidió retirarse del pacto nuclear en mayo de 2018, y desde entonces no ha participado en ninguna de las cumbres sobre el mismo”, ha censurado.

 

Como coordinador de la comisión conjunta del acuerdo, Borrell ha prometido hacer todo lo posible en colaboración con el resto de firmantes del acuerdo y la comunidad internacional para preservar el JCPOA.

Tras la retirada de EE.UU. del PIAC, la República Islámica esperó un año, pero, al ver que el resto de firmantes no conseguía contrarrestar las medidas coercitivas de EE.UU., desde mayo de 2019 comenzó a recortar gradualmente sus obligaciones. Acusa a las potencias europeas de pasividad y de seguir los dictados de la Casa Blanca.

Sin embargo, Irán ha asegurado una y otra vez que todos sus pasos para reducir sus compromisos en el acuerdo nuclear son reversibles, siempre y cuando las partes europeas le garanticen los beneficios económicos que le prometieron al firmar el acuerdo.

mnz/lvs/mjs/msf