• Sede de la Unión Europea (UE) en Bruselas, Bélgica
Publicada: jueves, 19 de marzo de 2015 9:26
Actualizada: lunes, 27 de marzo de 2017 2:57

Los países miembros de la Unión Europea (UE) mantendrán una reunión en Bruselas (Bélgica) para discutir si es necesario o no imponer más sanciones económicas contra Rusia por su supuesto papel en la crisis ucraniana.

Una fuente de la UE confirmó el miércoles que durante un encuentro de dos días, este jueves y mañana viernes, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, intentará conseguir el apoyo de los Veintiocho para incrementar las sanciones contra Moscú hasta la implementación total de los acuerdos de Minsk.

Tras las conversaciones mantenidas en la capital bielorrusa, Minsk, los pasados 11 y 12 de febrero, los dirigentes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania firmaron un acuerdo de paz de cuatro puntos que establece la retirada del armamento pesado del este de Ucrania y la participación de los independentistas en la redacción de una ley electoral, como parte de una reforma constitucional en Ucrania, entre otros aspectos.

Según informes, se baraja la posibilidad de que siete países del bloque europeo rechacen el plan antirruso, a saber: Chipre, Grecia, Eslovaquia, Hungría, Austria, España e Italia.

El diplomático que habló en anonimato, opinó que Tusk (en la foto de abajo), en un principio, buscará conseguir el apoyo de Alemania y Francia, pues considera que una solicitud conjunta de estos dos países da más oportunidad para conseguir el sí del resto de Estados miembros.

Según informes, se baraja la posibilidad de que siete países del bloque europeo rechacen el plan antirruso, a saber: Chipre, Grecia, Eslovaquia, Hungría, Austria, España e Italia.

La UE insiste en imponer más sanciones a Rusia, mientras que la mayoría de los expertos en Bruselas asegura que estas medidas lo único que han logrado es exhacerbar el sentimiento antieuropeo entre los rusos, sin lograr su objetivo de presionar a Moscú para que cambie su política.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró el miércoles que la nación rusa ya ha aprendido cómo vivir bajo las sanciones y, restando importancia a estas medidas punitivas, dijo que no están consideradas dentro de la agenda del país. Moscú tilda de “ilógica” la postura de la UE pues carece de justificación política, agregó.

Hasta ahora, Washington y la UE han impuesto varias rondas de sanciones económicas a Rusia, tanto contra individuos y organizaciones, como contra los sectores bancarios, energéticos y de defensa, ya que acusan a Moscú de intervenir en los asuntos de Ucrania.

Las autoridades rusas rechazan enérgicamente tales imputaciones y acusan al Occidente, encabezado por EE.UU., de ejecutar complots urdidos con antelación en la región para preservar sus intereses.

Rusia impuso embargos contra los productos provenientes a los países sancionadores y elaboró una lista de más de 200 personas en respuesta a una medida similar de la UE y los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Las relaciones entre Rusia y EE.UU. empeoraron desde el inicio de la crisis en Ucrania, en febrero de 2014, cuando fue derrocado el Gobierno del presidente Viktor Yanukovich.

ask/ncl/hnb

Comentarios