• Milos Zeman (segundo desde dcha.), presidente de la República Checa.
Publicada: domingo, 24 de enero de 2016 1:53

El presidente de la República Checa urgió a los países miembros de la Unión Europea (UE) a desplegar cada uno a 1000 militares para proteger las fronteras ante el flujo de los refugiados.

Considero ridícula la propuesta de la Comisión Europea (CE) para crear un servicio fronterizo común de la UE, formado por 1500 personas, incluidas mujeres (...) si cada país de la UE enviara a 1000 personas, tendríamos un servicio fronterizo de 28.000 efectivos, una fuerza que funcionaría”, dijo el sábado Milos Zeman en sus declaraciones a los periodistas y estimó demasiado largo el plazo de seis meses que se ha determinado para crear dicha unidad.

 

El jefe de Estado checo catalogó en diciembre de una “invasión organizada” el flujo de refugiados hacia territorio europeo, y pidió a los jóvenes solicitantes de asilo permanecer en sus países —como Irak, Siria, Afganistán— y unirse a la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), cerca de un millón de migrantes llegaron a Europa en 2015.

msm/ktg/nal