• El presidente de Irán, Hasan Rohani, en una reunión con su gabinete en Teherán (capital iraní), 19 de septiembre de 2018. (Foto: president.ir)
Publicada: sábado, 22 de septiembre de 2018 3:22

El presidente de Irán, Hasan Rohani, critica las políticas de su par de EE.UU., Donald Trump, respecto al acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1.

“Cuando el presidente Trump salió el 8 de mayo del acuerdo nuclear con Irán, me enfrenté a dos opciones. Podía reciprocar y anunciar la retirada de Irán (del pacto), que sin duda sumiría a la región en la inseguridad y la inestabilidad. O podía dar un breve periodo de gracia a los otros firmantes para compensar los malos efectos de la decisión de EE.UU. acerca del valioso acuerdo que fue alcanzado después de 12 años de duras e intensivas negociaciones”, ha destacado el mandatario persa en un artículo titulado 'Irán mantendrá sus compromisos pese a la salida de Trump', publicado este viernes en el diario norteamericano The Washington Post.

A continuación, ha añadido que “conforme a nuestra tradición de respetar la ley y las normas internacionales, y para salvaguardar la paz y la seguridad en la región, opté por la segunda opción.

Según el mandatario persa, Estados Unidos esperaba una retirada apresurada de Irán del pacto multinacional para crear una alianza internacional contra el país persa y reimponer las sanciones levantadas en virtud del pacto, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, “nuestra acción frustró” los planes de Washington, ha agregado, para después recalcar que las conversaciones con los otros signatarios del acuerdo y su compromiso con lo pactado, aislaron a Estados Unidos.

Se trata de “abismo único y sin precedentes” entre Estados Unidos y sus socios europeos sobre un asunto crítico de política exterior, que, según Rohani, ha demostrado que la República Islámica ha adoptado un enfoque correcto hacia el acuerdo nuclear tras la salida de Washington.

Asimismo, ha destacado que la actual política exterior del país norteamericano hacia Teherán “no se corresponde” con las realidades existentes en Irán, en la región y en el mundo. “Yo diría que ni siquiera está en línea con los intereses nacionales de EE.UU.”, ha insistido.

Debido a la desinformación suministrada por el régimen de Israel y los grupos terroristas, Washington se hace ilusiones de obtener concesiones de Irán imponiéndole sanciones.

No obstante, ha asegurado Rohani, los iraníes siempre han sabido resistir a la presión externa. Estados Unidos no consiguió presionar al país persa para que cede antes de la cristalización del acuerdo nuclear. “Fue el mismo Estados Unidos el que cambió de rumbo y optó por las negociaciones”, ha señalado.

El jefe del Ejecutivo persa ha aseverado que durante las actuales conversaciones con los otros firmantes del pacto, la parte iraní ha enfatizado que la prioridad de Teherán es salvaguardar los intereses del pueblo iraní a largo plazo.

A pesar de la retirada de Washington, Irán permanecerá en el acuerdo si estos intereses son garantizados, de lo contrario, adoptaremos otras medidas, ha dejado claro.

“Nuestra lógica es simple y directa: o todas las partes en el acuerdo se benefician, o ninguna lo hará”, ha dicho Rohani a la vez que ha indicado que el silencio ante las amenazas de EE.UU. a otros países para cortar las relaciones económicas y comerciales con Irán, es una “flagrante contravención de las reglas establecidas en el derecho internacional”.

Respeto a la oferta de Trump para reunirse con los líderes iraníes, Rohani ha considerado que la sugerencia del inquilino de la Casa Blanca no es sincera ni genuina.

Cuando el presidente (Donald) Trump salió el 8 de mayo del acuerdo nuclear con Irán, me enfrenté a dos opciones. Podía reciprocar y anunciar la retirada de Irán (del pacto), que sin duda sumiría a la región en la inseguridad y la inestabilidad. O podía dar un breve periodo de gracia a los otros firmantes para compensar los malos efectos de la decisión de EE.UU. acerca del valioso acuerdo que fue alcanzado después de 12 años de duras e intensivas negociaciones”, ha destacado el presidente iraní, Hasan Rohani.

 

¿Cómo podemos estar convencidos de su sinceridad mientras su secretario de Estado (Mike Pompeo) ha llegado al extremo de presentar una larga lista de precondiciones abiertamente insultantes para las conversaciones (bilaterales)?”, se ha preguntado el mandatario iraní.

Además, ha señalado que otro ejemplo que muestra que este país no es confiable es que ha incumplido sus compromisos internacionales en el marco de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

“¿Cómo puede Irán y otros confiar en Estados Unidos mientras amenaza con castigar a otros países por la implementación de la misma resolución de la ONU que patrocinó y votó?”, ha afirmado.

Ha tachado de “totalmente injustificadas e inaceptables” las sanciones de EE.UU. contra Irán, en especial en lo referente a las aerolíneas y el suministro de medicinas.

Las pretensiones del Gobierno de Estados Unidos para apoyar al pueblo iraní son hipócritas, ya que busca vengarse del país persa.

“Confío en que el Gobierno de EE.UU. tendrá que cambiar de rumbo una vez más”, ha sostenido al subrayar que de todos modos, las conversaciones con socios comerciales de Irán están en marcha, y se espera que el resultado de estos diálogos sea bueno para las interacciones internacionales entre ambas partes.

“Ahora ha quedado muy claro que la mayoría de los países del mundo se oponen al unilateralismo de EE.UU.” y no les gusta para nada ser intimidados. Incluso si en el corto plazo enfrentamos dificultades en nuestras relaciones económicas, nosotros, junto con nuestros socios, intentaremos resolver esos problemas, y estos días pasarán, ha apostillado Rohani.

Desde la salida de EE.UU. del pacto nuclear con Irán en mayo y la reimposición de las sanciones en su contra, el resto de líderes signatarios ha mostrado su apoyo al convenio multinacional.

Entre tanto, Teherán que ha reclamado en reiteradas ocasiones garantías a los Gobiernos europeos para mantenerse en el pacto, resalta que si ve perjudicados sus intereses, se saldrá del mismo.

En este mismo contexto, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha puesto condiciones a Europa para salvaguardar el acuerdo nuclear, entre ellas presentar una resolución contra Washington ante el CSNU en rechazo de las acciones estadounidense.

fdd/ctl/rba