• El alcalde de Londres, capital británica, Sadiq Jan.
Publicada: martes, 28 de mayo de 2024 9:48

El alcalde de Londres tilda de “vergonzosa” la inacción del Gobierno británico ante la masacre de civiles en Gaza y exige un embargo de armas a Israel.

El alcalde Sadiq Jan, del Partido Laborista, condenó el lunes el ataque sangriento israelí al campo de desplazados palestinos en el noroeste de la ciudad de Rafah, situada en el sur de Gaza, que dejó el domingo al menos 50 muertos.

Jan dijo haber visto, en medios, “escenas devastadoras y desgarradoras en Rafah tras otro ataque israelí”, haciendo referencia a cuerpos carbonizados de niños y mujeres, que quedaron atrapados entre las llamas de las carpas. Consideró el ataque una “flagrante violación del fallo de la Corte Internacional de Justicia [CIJ] y del derecho internacional”.

“La falta de liderazgo de nuestro propio gobierno es más que vergonzosa”, criticó el político británico, volviendo a exigir un embargo de armas a Israel. “Deben finalmente detener la venta de armas y ejercer una presión real para poner fin a este horror”, subrayó.

Más de media docena de parlamentarios británicos, incluidas importantes figuras de la izquierda, se sumaron a la petición de Jan, exigiendo un embargo de armas a la luz de los últimos ataques sangrientos a Rafah, ciudad que alberga a cientos de miles de desplazados palestinos.

Richard Burgon, ex ministro del gabinete en la sombra, denunció el mutismo del gobierno británico ante la violación del fallo de la CIJ que ordenó el viernes a Israel detener “inmediatamente” la ofensiva en Rafah. “Nuestro gobierno no debe quedarse impasible mientras Israel ignora la Corte Mundial. Debe actuar. Empezando por poner fin a la venta de armas a Israel”, subrayó el legislador laborista.

De acuerdo al Observatorio de Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés), Londres suministra al régimen de Tel Aviv misiles, tanques, tecnología, armas pequeñas y municiones, así como aproximadamente el 15 por ciento de los componentes del caza F-35 que se utiliza actualmente para bombardear Gaza.

Sin embargo, el Gobierno británico, que ha ratificado su apoyo a Israel desde el inicio de la guerra genocida israelí en Gaza en octubre pasado, ha ignorado las demandas del público y destacadas figuras políticas y judiciales en el país para detener la venta de armas al régimen ocupante.

ftm/ncl/tqi