• Reino Unido fracasa en probar que gas neurotóxico vino de Rusia
Publicada: martes, 3 de abril de 2018 15:21
Actualizada: martes, 3 de abril de 2018 23:44

Los científicos del laboratorio británico de Porton Down no han podido determinar en qué país se fabricó el agente nervioso Novichok con el que fueron envenenados el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, confirma el director general del laboratorio, Gary Aitkenhead.

“No identificamos la fuente exacta, pero proporcionamos los datos científicos al Gobierno que luego recurrió a un número de otras fuentes para llegar a sus conclusiones”, ha señalado este martes Aitkenhead en una entrevista con la cadena Sky News.

Lo que sí han podido identificar los científicos británicos de esta área gubernamental de investigación militar es que el agente neurotóxico, conocido como Novichok, es un agente nervioso de grado militar, extremadamente tóxico y que no tiene antídoto, al menos que conozca el laboratorio.

Sin embargo, Aitkenhead ha sostenido que la sustancia requería “métodos extremadamente sofisticados para ser creada, algo solo en las capacidades de un actor estatal”.

El Reino Unido y sus aliados se han empeñado en acusar a Rusia de ser responsable del envenenamiento de los Skripal en la ciudad británica de Salisbury el pasado 4 de marzo, e incluso han tomado medidas como la expulsión de diplomáticos rusos sin haber presentado prueba alguna.

No identificamos la fuente exacta, pero proporcionamos los datos científicos al Gobierno que luego recurrió a un número de otras fuentes para llegar a sus conclusiones”, señala el director general del laboratorio británico de Porton Down, Gary Aitkenhead.

 

Rusia, que ha negado las acusaciones y tomado medidas simétricas respecto a las expulsiones de sus diplomáticos, argumenta que los servicios secretos y el Gobierno británico sí tienen motivos para poder estar interesados en acusar a las autoridades rusas

El director del laboratorio británico no ha aclarado si en su se laboratorio había desarrollado o mantenido existencias de Novichok, pero ha apuntado que las instalaciones de Porton Down son auditadas regularmente por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Aitkenhead ha insistido en que el trabajo del laboratorio era proporcionar la evidencia científica de lo que es este agente nervioso, pero no determinar dónde se fabricó.  

snr/ctl/rba

Comentarios