• Un avión no tripulado (dron).
Publicada: jueves, 15 de octubre de 2015 23:50

Amnistía Internacional (AI) urge al Congreso de EE.UU. a investigar de inmediato los ataques con drones, tras difundirse documentos secretos sobre las ofensivas lanzadas bajo la presidencia de Barack Obama.

“Estos documentos suscitan seria preocupación acerca de si (Estados Unidos) ha violado de manera sistemática el derecho internacional; en particular, clasificando a personas no identificadas como ‘combatientes’ para justificar su eliminación”, declaró el jueves la organización defensora de los derechos humanos.

Estos documentos suscitan seria preocupación acerca de si (Estados Unidos) ha violado de manera sistemática el derecho internacional; en particular, clasificando a personas no identificadas como ‘combatientes’ para justificar su eliminación”, reza un comunicado de la organización Amnistía Internacional.

El mismo jueves, un  funcionario de Inteligencia estadounidense había filtrado documentos que revelan cifras sorprendentes de muertes causadas por los drones armados de Washington en Afganistán, Yemen y Somalia, y que además ponen de manifiesto deficiencias constantes en la toma de decisiones sobre los ataques, según AI.

La directora del programa de seguridad y derechos humanos de AI en Estados Unidos, Naureen Shah, ha declarado tras estas revelaciones que el Congreso estadounidense ha de aprobar una urgente investigación independiente acerca del uso de estos aviones no tripulados.

Según la activista, se ha de investigar por qué el Gobierno de Obama mantuvo en secreto información tan importante como esta, incluyendo las identidades reales de todos los muertos en este programa de matanza global.

Un mural muestra en Yemen a un niño que cuestiona el porqué de la matanza de familias yemeníes por drones estadounidenses.

 

Las revelaciones, añade, indican que el Gobierno norteamericano ha llevado a cabo ataques aéreos pese a conocer que la información y datos de que disponía era defectuosa, lo que resultó en masacres que mataron a cientos de civiles.

También demuestran los documentos que la administración de Obama ha continuado con las mismas prácticas ampliamente condenadas de uso indiscriminado de aviones no tripulados en todo el mundo que inició el expresidente George W. Bush (2001-2009).

Shah argumenta, por tanto, que estas revelaciones muestran cómo Obama pretende continuar el proyecto de la era Bush de tratar el mundo como un campo de batalla mundial, evadiendo la responsabilidad pública.

Incluso antes de darse a conocer estos detalles sobre las operaciones de drones estadounidenses, la Organización de Naciones Unidas (ONU), además de los países afectados, habían denunciado ya que este tipo de ofensivas aéreas viola el derecho internacional.

Recientemente, un estudio demostró que el presidente Obama ordenó 10 veces más ataques de aviones no tripulados que Bush.

 snr/mla/hnb

Comentarios