• El John S McCain, destructor de EE.UU., navega por aguas del estrecho de Taiwán, 4 de febrero de 2021. (Foto: US Navy)
Publicada: jueves, 4 de febrero de 2021 15:07
Actualizada: jueves, 4 de febrero de 2021 17:07

Un destructor de la Marina de EE.UU. cruza el estrecho de Taiwán por primera vez durante el mandato de Biden, al compás de las estrategias provocativas de Trump.

Según ha informado este jueves la cadena norteamericana CNN, el destructor USS John S.McCain, de la Armada de Estados Unidos, con base en Japón, ha atravesado el estrecho de Taiwán, que separa la China continental de la isla taiwanesa.

La Marina de EE.UU. ha dicho que el cruce de su buque de guerra, realizado por primera vez desde la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca, ha sido un tránsito de rutina, contemplado en el derecho internacional.

“El tránsito del buque a través del estrecho de Taiwán demuestra el compromiso de Estados Unidos con un Indo-Pacífico libre y abierto. El Ejército de EE.UU. continuará volando, navegando y operando donde la ley internacional se lo permita”, ha afirmado el teniente Joe Keiley, portavoz de la Séptima Flota, en un comunicado.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Taiwán ha confirmado que dicho destructor cruzó el referido estrecho de norte a sur en “una misión naval de rutina”.

 

EE.UU. y la mayoría de los países apoyaron una resolución en 1971 que considera a China como el único representante legítimo de Taiwán ante las Naciones Unidas y parte indivisible del país asiático. No obstante, Washington ha optado en los últimos años por dar apoyo a Taiwán en los campos militar y político. De hecho, pese a la negativa de Pekín, ha aumentado los contactos con Taipéi.

Conforme a la Séptima Flota de EE.UU., buques de guerra del país norteamericano transitaron por la vía fluvial 13 veces en 2020, y el último tránsito ocurrió en la víspera de Año Nuevo, el pasado 31 de diciembre, cuando los destructores de misiles guiados USS John S McCain y USS Curtis Wilbur cruzaron el estrecho.

La nueva Administración estadounidense ya ha expresado su apoyo a la “firme postura” adoptada por su antecesor, Donald Trump, frente a China y ha considerado necesaria una coalición para encarar al gigante asiático.

 El Gobierno de Pekín condena sistemáticamente la presencia militar estadounidense en sus aguas y le advierte contra el envío de sus buques al mar de la China Meridional porque constituye “una provocación” que desestabiliza la zona.

mrp/ctl/mkh/rba