• El exministro mexicano de Defensa Salvador Cienfuegos durante un acto protocolario en la Ciudad de México, 15 de septiembre de 2017. (Foto: EFE)
Publicada: domingo, 17 de enero de 2021 10:19
Actualizada: domingo, 17 de enero de 2021 10:52

Estados Unidos amenaza con cesar la cooperación policial con México sobre el caso de Salvador Cienfuegos, tras desestimar cargos contra el extitular de Defensa.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos respalda plenamente la investigación” sobre Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional de México, durante el mandato de Enrique Peña Nieto, dijo el sábado un portavoz de la Cartera norteamericana, amenazando con detener la cooperación policial con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador sobre este caso.

El viernes, López Obrador acusó a la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. de fabricar pruebas en lo relacionado al dossier de Cienfuegos y, por eso, decidió cerrar la investigación y no presentar cargos contra el antiguo titular.

El mandatario mexicano también hizo pública la decisión de la Fiscalía estadounidense en una comparecencia pública y sostuvo que la desestimación del caso se debe a la “falta de pruebas”.

Ante tal coyuntura, Estados Unidos se expresó “profundamente” decepcionado y acusó a México de romper el tratado de confidencialidad, divulgando información que el Ejecutivo norteamericano le había compartido.

 

Además, según indica el texto del comunicado, el Departamento de Justicia de EE.UU. aseguró que los materiales publicados por la Administración mexicana el viernes “demuestran que el caso contra el general Cienfuegos no fue, de hecho, fabricado”.

Es más, reza en la nota que esos materiales fueron recopilados legalmente en Estados Unidos, de conformidad con una orden judicial apropiada de este país “en pleno respeto de la soberanía de México” y, junto a otras pruebas, fueron analizados por un gran jurado federal que, al fin, llegó a la conclusión que “los cargos penales contra Cienfuegos estaban respaldados por la evidencia”.

Los trámites se habrían acelerado por el caso de la detención, el pasado 15 de octubre, de Cienfuegos, en Estados Unidos, por una investigación de la DEA no notificada al Gobierno mexicano, por sus supuestos vínculos con el transporte y la distribución de drogas, y la posterior liberación del acusado por falta de evidencias.

La Justicia estadounidense acusó a Cienfuegos de cuatro delitos de narcotráfico y lavado de dinero por supuestamente haber recibido sobornos millonarios, a cambio de ayudar al cartel mexicano H-2 a “traficar miles de kilos de cocaína, metanfetaminas heroína y marihuana a Estados Unidos” entre 2015 y 2017.

mrp/ctl/mjs