• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en un discurso ante el Senado de la República Checa, 12 de agosto de 2020.
Publicada: miércoles, 12 de agosto de 2020 21:02

Mike Pompeo afirma que la amenaza de China es más peligrosa que la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) para EE.UU. durante la Guerra Fría.

En un discurso pronunciado durante una visita a la República Checa, el secretario de Estado de EE.UU., Pompeo, ha señalado este miércoles que el poder económico global del gigante asiático hace que sea un enemigo mucho más difícil de contrarrestar que la URSS durante la Guerra Fría.

Lo que está sucediendo ahora no es la Guerra Fría 2.0”, ha sostenido Pompeo, para luego precisar que “el desafío de resistir la amenaza del Partido Comunista de China (PCCh) es, de alguna forma, mucho más difícil”.

Además, ha pedido a sus aliados europeos que se unan a Washington contra Pekín y ha agregado que “el PCCh ya está involucrado en nuestras economías, en nuestra política y en nuestras sociedades de una manera que la URSS nunca lo estuvo”.

 

De igual modo, en otra parte de sus declaraciones, ha vuelto a acusar a China de mentir y manipular los primeros datos de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Los comentarios del jefe de la Diplomacia estadounidense se producen después de que el embajador de China en Londres (capital británica) advirtiera en julio que Washington está buscando iniciar una pelea con Pekín antes de las elecciones presidenciales de EE.UU. en noviembre de este año en curso.

Por su parte, el Gobierno chino ha recalcado que no tiene ningún interés en verse involucrado en tensiones de clase alguna con Washington, y no ha cesado de repetirle a EE.UU. que “China es su amigo, su socio” y aseverar que lo que el país norteamericano busca, en realidad, es desencadenar una nueva guerra fría en su contra.

Varios analistas han advertido que existe un riesgo inminente y creciente a una “confrontación no planificada” entre Pekín y Washington, pues sus relaciones son muy tirantes.

En este sentido, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha insinuado el completo corte de lazos con el gigante asiático, una intimidación tachada de poco realista por el Gobierno chino.

rtk/anz/mjs