• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izda.), con Wayne LaPierre, jefe de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), en Georgia, 28 de abril de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 9 de agosto de 2019 10:32

Pese a críticas y peticiones, el poderoso lobby de armas de Estados Unidos rechazó los llamados a restricciones más estrictas a las armas.

Wayne LaPierre, jefe de la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), desestimó el jueves los llamados a restricciones más estrictas a las armas, y aseveró que eso no habría detenido los tiroteos masivos del sábado en El paso (Texas) y el estado de Ohio.

“Puedo confirmar que la NRA se opone a cualquier legislación que infrinja injustamente los derechos de los ciudadanos respetuosos de la ley. La verdad incómoda es esta: las propuestas que muchos discuten no habrían evitado las horribles tragedias en El Paso y Dayton”, así expresó el jefe del poderoso lobby de armas del país norteamericano.

LaPierre hizo sus declaraciones después de que en la misma jornada la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, acompañando a muchos otros legisladores, solicitó más temprano en una carta al presidente estadounidense, Donad Trump, que convoque al Senado para estudiar una ley que mejore el control de antecedentes de los poseedores de armas de fuego.

LEER MÁS: Armas de fuego han convertido a EEUU en un matadero humano

Puedo confirmar que la NRA se opone a cualquier legislación que infrinja injustamente los derechos de los ciudadanos respetuosos de la ley. La verdad inconveniente es esta: las propuestas que muchos discuten no habrían evitado las horribles tragedias en El Paso y Dayton”, expresó Wayne LaPierre, jefe de la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés).

 

De acuerdo con el diario estadounidense The Washington Post, el inquilino de la Casa Blanca que había hablado con el jefe de la NRA tras las masacres del fin de semana, todavía no ha reconocido públicamente su conversación, pero el jefe de la NRA advirtió al presidente en una llamada telefónica el martes a no respaldar verificaciones de antecedentes más estrictas.

22 personas fueron asesinadas y otras 26 heridas por un hombre identificado como Patrick Crusius, que abrió fuego en un supermercado Walmart en la ciudad fronteriza de El Paso.

Al día siguiente, un hombre armado asesinó a nueve personas e hirió a otras 27 en otro tiroteo en Dayton, Ohio (noreste). La policía, que abatió al atacante, dijo al respecto que el hombre tenía 24 años y se llamaba Conner Betts.

Según el último balance recogido por la organización Gun Violence Archive (GVA), desde enero del año en curso, se han producido 33 649 incidentes relacionados con armas de fuego en el país norteamericano que dejaron 8928 muertos.

Pese a la enorme ola de críticas en el país por los casos fatales en relación con el amplio uso de armas de fuego en EE.UU., Trump aboga por la pena de muerte en lugar del control de armas.

LEER MÁS: Demócratas: Trump propaga actos de violencia masiva en EEUU

nlr/ktg/hnb

Comentarios