• Teórico estadounidense John Mearsheimer.
Publicada: domingo, 24 de marzo de 2019 9:57
Actualizada: lunes, 25 de marzo de 2019 17:10

Un analista estadounidense aseguró que Irán no es una amenaza para ningún país y subrayó que el origen del terrorismo es Arabia Saudí y no Irán.

“Irán no es una amenaza directa para Estados Unidos, ni es una amenaza indirecta”, indicó John Mearsheimer en una entrevista con el portal Lobelog.

El politólogo especialista en relaciones internacionales aseguró que Irán no se cuenta como una amenaza porque “no tiene armas nucleares y ha firmado un pacto con los poderes mundiales que le hace imposible construir armas nucleares en un corto plazo”.

“Irán no es ninguna amenaza o peligro para los países de la región, ya que nunca ha comenzado una guerra contra otros países, y ahora no hay ninguna prueba que demuestre que el país persa estaría preparándose para atacar a sus vecinos”, agregó el profesor estadounidense.

Asimismo, condenó las reclamaciones planteadas por el Occidente, sobre todo por Estados Unidos, respecto al apoyo de Irán al terrorismo.

Irán no es una amenaza directa para Estados Unidos, ni es una amenaza indirecta”, indicó un analista estadounidense, John Mearsheimer, en una entrevista con el portal Lobelog.

 

Irán no es el origen del terrorismo, sino que Arabia Saudí lo es”, enfatizó Mearsheimer, y agregó que en realidad “EE.UU. es una amenaza directa para Irán, el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, está apuntando a Irán y pretende cambiar su régimen con el apoyo de Arabia Saudí e Israel”.

Ante las olas de medios occidentales contra Irán, las autoridades del país persa han condenado en reiteradas ocasiones las declaraciones de EE.UU. y su aliado, Arabia Saudí, sobre Irán y han acusado a Riad de fomentar el terrorismo en la región y en el mundo.

“Hoy día, es obvio para todos qué país y qué pensamiento es el principal proveedor y fuente del terrorismo, inseguridad, extremismo e inestabilidad en la región y el mundo”, dijo hace unos meses atrás el portavoz de la Cancillería persa, Bahram Qasemi.

nlr/ktg/hnb

Comentarios