• El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton (tercero desde izda.), en la reunión de Trump y Kim, Vietnam, 28 de febrero de 2019. (Fuente: NYT)
Publicada: sábado, 2 de marzo de 2019 8:01

El papel desempeñado de último minuto de John Bolton hizo fracasar la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un, según los expertos.

“El consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton no quiere un acuerdo con Corea del Norte (…) mientras esté involucrado en este proceso, debemos ser muy cautelosos”, dijo el jueves la destacada analista Catherine Killough a la revista estadounidense Newsweek.

Por su parte, Erica Fein, directora del instituto de investigación política (Think Tank, en inglés) mencionó que fue un “gran error” para el presidente de EE.UU., Donald Trump, quien ha declarado su amor por el “arte del acuerdo” y su desprecio por largos conflictos en el extranjero, nombrar a un hombre como Bolton. Fein aseveró que “en el último minuto, él se sintió con la facultad de presionar para obtener más”.

Según el análisis del propio Newsweek, hasta qué punto Bolton pudo haber conducido exactamente el rumbo del curso del citado diálogo aún no estaba claro, pero, el medio sostiene que había varias teorías al respecto.

De acuerdo con la revista neoyorquina, durante una llamada a la emisora de radio estadounidense CBS, el exministro de Unificación de Corea del Sur, Jeong Se-hyun, comentó el jueves que estaba “casi 100 por ciento optimista” sobre las conversaciones de Trump y Kim.

El consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton no quiere un acuerdo con Corea del Norte (…) mientras esté involucrado en este proceso, debemos ser muy cautelosos”, dijo la destacada analista Catherine Killough a la revista estadounidense Newsweek.

 

Se-hyun, atribuyó el fracaso de la cumbre celebrada el jueves a una petición de último minuto propuesta por Bolton que obligaría a Corea del Norte a no solo informar sobre sus armas nucleares, sino también sobre sus reservas químicas y biológicas.

Anteriormente, Bolton había amenazado con deshacer meses de esfuerzos diplomáticos que intentaron superar décadas de desconfianza entre Washington y Pyongyang. Antes de unirse a la Administración de Trump, el alto funcionario de EE.UU. había escrito un artículo de opinión en The Wall Street Journal titulado “el caso legal para atacar primero a Corea del Norte”.

Bolton también argumentó que su país está considerando el “modelo libio” para desnuclearizar Corea del Norte, mientras Pyongyang asegura que desconfía de Washington por haber desestabilizado a Libia tras su desnuclearización.

Bolton, uno de los arquitectos artífices de la invasión estadounidense a Irak (2003), se refería a los años en que el exdictador libio Muamar Gadafi (1969-2011) anunció su abandono voluntario del programa nuclear y entregó sus armas de destrucción masiva a Washington.

Unos años después, en 2011, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por EE.UU., atacó Libia y ejecutó a Gadafi. El país se sumergió en una guerra civil y se allanó el camino para el surgimiento del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en este país.

snz/ktg/krd/hnb

Comentarios