• Fuerzas especiales estadounidenses desplegadas en los alrededores de Manbij, norte de Siria.
Publicada: viernes, 11 de enero de 2019 6:18
Actualizada: viernes, 11 de enero de 2019 11:11

Una fuente del Pentágono corrobora que el Ejército de EE.UU. ha retirado algunos equipos militares de Siria, en el marco del repliegue ordenado por Trump.

“Puedo confirmar el movimiento de equipos desde Siria (…) por razones de seguridad, no voy a proporcionar más detalles en este momento”, aseveró el jueves un funcionario del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) a la agencia francesa de noticias AFP.

Las declaraciones del oficial, que habló bajo condición de anonimato, se producen poco después de que un funcionario con conocimiento directo de la operación afirmara a la cadena local de televisión CNN que el país ya ha iniciado el repliegue de sus fuerzas del país levantino.

La fuente citada por CNN no precisó qué se retiraba o cómo se trasportaba, tampoco indicó de qué parte de Siria retornaban, aunque se espera que la reducción comience en el norte de Siria.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el pasado 19 de diciembre el retorno a casa de los casi 2000 militares norteamericanos de Siria, una decisión que sorprendió e inquietó a los aliados de Washington y ciertos congresistas, además de acarrear la dimisión del entonces secretario de Defensa, James Mattis.

Puedo confirmar el movimiento de equipos desde Siria (…) por razones de seguridad, no voy a proporcionar más detalles en este momento”, ha aseverado un funcionario del Departamento de Defensa de EE.UU.

 

Desde entonces, sin embargo, no ha habido un calendario claro para el repliegue. El pasado domingo, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, condicionó la retirada a la defensa de los aliados de EE.UU. en Siria, las milicias kurdas que Turquía considera terroristas.

Oficialmente, hay unos 2000 soldados estadounidenses en Siria, desplegados en bases, puestos de avanzada y aeródromos ubicados en el norte y sureste de Siria. Estas fuerzas llevan años en Siria sin contar con la anuencia de Damasco ni con la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

El Gobierno de Damasco ha achacado a la “resistencia” del pueblo sirio la retirada de EE.UU., mientras hay senadores que señalan que la decisión pone de relieve el “fracaso” de Washington y constituye “una victoria” para Siria y para los países que la apoyan en la lucha antiterrorista, como Irán y Rusia.

mjs/ktg/ask/hnb

Comentarios