• El presidente de EE.UU., Donald Trump, camina en el patio de la Casa Blanca en Washington, 3 de mayo de 2018.
Publicada: viernes, 4 de mayo de 2018 1:01
Actualizada: viernes, 4 de mayo de 2018 5:39

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha logrado conseguir el respaldo de los europeos para sancionar a Irán en caso de que busque desarrollar un misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés), informa un diario británico.

Según ha revelado este jueves el diario británico The Financial Times, citando a fuentes familiarizadas con el asunto, este trato es parte de un borrador del “pacto suplementario” al acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania).

La Administración de Trump busca imponer restricciones adicionales al programa de misiles balísticos del país persa mediante una “iniciativa separada y complementaria”, ha agregado la citada fuente, mientras ha señalado que los detalles de ese plan aún no han concluido a pesar de “amplias áreas de acuerdo” entre ambas partes.

“Irán no tiene ICBM y ha dicho públicamente que no lo buscará. Nosotros queremos hacer que cumplan esa promesa”, ha declarado un funcionario, bajo condición de anonimato.

Irán no tiene ICBM (siglas en inglés del misil balístico intercontinental) y ha dicho públicamente que no lo buscará. Nosotros queremos hacer que cumplan esa promesa”, afirma un diario británico.

 

En este sentido, la fuente ha reiterado que en esta segunda iniciativa, el Gobierno estadounidense busca apuntar el resto de las capacidades de misiles balísticos de corto alcance de Irán, y quiere que la República Islámica limite su arsenal de misiles a un rango de alcance de 300 km o menos.

Mientras las partes europeas involucradas en el acuerdo nuclear conocido oficialmente como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) aseguran que salvaguardar el pacto es de vital importancia, no obstante, no descartan la probabilidad de que el convenio necesitaría modificaciones para incluir otras áreas, como el programa misilístico de Teherán.

Por su parte, Irán ya ha dejado en claro que el convenio nuclear no es negociable y ha recalcado que nunca abandonará su programa defensivo de misiles, pese a las presiones que ejerce en su contra el Occidente, con Estados Unidos a la cabeza.

fmk/rha/mjs/rba

Comentarios