• El presidente de EE.UU., Donald Trump (drcha.), junto con el primer ministro japones, Shinzo Abe, en Washington, capital estadounidense, 10 de febrero de 2017.
Publicada: viernes, 10 de febrero de 2017 23:30
Actualizada: sábado, 11 de febrero de 2017 1:56

El pacto bilateral de cooperación de defensa entre Estados Unidos y Japón se aplica también a unas islas cuya soberanía se disputan Tokio y Pekín.

Así se lee en una nota oficial, en la que Estados Unidos y Japón aluden al Artículo V de ese acuerdo —firmado en 1960— que “cubre las islas Senkaku” (Diaoyu, en chino), administradas por Tokio, pero reivindicadas también por China.

“(Washington y Tokio) se oponen a cualquier acción unilateral que afecte la administración japonesa de esas islas”, indica la nota.

Estamos comprometidos con la seguridad de Japón y todas las zonas bajo su control administrativo y con promover el fortalecimiento de nuestra alianza muy crucial”, dice el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Previo a la divulgación del comunicado, el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, atendieron una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca.

“Estamos comprometidos con la seguridad de Japón y todas las zonas bajo su control administrativo y con promover el fortalecimiento de nuestra alianza muy crucial”, ha dicho Trump durante la sesión de prensa en la que ha enfatizado lo “profundo” que son los lazos y la amistad entre las dos naciones, según Reuters.

En otra parte de la nota, Trump considera inquebrantable el compromiso de EE.UU. de defender a Japón a través de las capacidades militares nucleares.

 

La semana pasada, el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, anunció que Washington respaldaría a Japón en su disputa por el archipiélago de Senkaku en el mar de China Oriental, ya que está protegido por la alianza militar Washington-Tokio. El anuncio fue rechazado por Pekín, que lo ve como un factor de la desestabilización de la región.

Pekín ha denunciado reiteradas veces el acercamiento de Japón a EE.UU y lo ve como un contrapeso ante una "China en ascenso".

tqi/ncl/aaf/rba

Comentarios