• Fuerzas Navales del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en el Golfo Pérsico.
Publicada: jueves, 18 de agosto de 2022 15:56

Un alto mando castrense persa destaca la poderosa y prevaleciente Fuerza Naval del CGRI, que tiene la tarea de reforzar su presencia en áreas remotas de altamar.

El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami, ha dicho este jueves que a las unidades navales de esta fuerza militar se les ha encomendado la misión de desplegarse y estar presentes en mar abierto.

Dirigiéndose a los comandantes y oficiales de la Fuerza Naval del CGRI durante una reunión en la ciudad nororiental iraní de Mashhad, Salami ha acentuado que esta fuerza ha cumplido admirablemente sus misiones, y se está desarrollando como una gran potencia marítima en el estrecho de Ormuz, el Golfo Pérsico y más allá.

Actualmente, la Fuerza Naval del CGRI posee misiles sofisticados, embarcaciones altamente versátiles, así como otros sistemas y equipos navales, y confía en el fuerte compromiso y sentido de trabajo en equipo entre su personal, ha enfatizado.

 

El general Salami también ha sostenido que la agilidad juega un rol importante en el éxito de las batallas navales, pues una confrontación en el mar es muy decisiva, ya que el lado opuesto tiene un equipo más limitado en comparación con la batalla en tierra.

“Cuanto más rápido puedan romper el arreglo inicial [del enemigo], habrán cambiado considerablemente el campo de dominio. Cuanto más poderosos se vuelvan, el enemigo será más vulnerable”, ha dicho.

Proteger su territorio, en particular el estratégico Golfo Pérsico, se encuentra entre las principales prioridades de la República Islámica; en este mismo contexto ha blindado toda la estratégica costa del Golfo Pérsico y el mar de Omán con “ciudades subterráneas y flotantes de misiles” en un intento por aumentar la disuasión del país ante cualquier amenaza.

ftn/ctl/mkh