• El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, ofrece un discurso en un evento en Teherán, 4 de agosto de 2020.
Publicada: martes, 4 de agosto de 2020 18:20

El ministro iraní de Defensa reitera el apoyo de Irán al frente de la Resistencia para erradicar la violencia y el terrorismo en Asia Occidental.

En un discurso pronunciado este martes en Teherán, la capital persa, el general de brigada Amir Hatami ha alabado el importante rol que desempeñaron las Fuerzas Armadas de Irán y el excomandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) el teniente general Qasem Soleimani en la lucha contra el terrorismo en la región de Asia Occidental.

“El frente de la Resistencia, bajo la dirección del teniente general Soleimani y el apoyo de las Fuerzas Armadas de Irán, frustró los planes de países que, con su dinero, armas y mercenarios, intentaron desestabilizar la región”, ha señalado el ministro de Defensa en el acto de apertura de un museo sobre los logros de la Resistencia y en memoria del excomandante de la Fuerza Quds.

De igual modo, ha agregado que la Resistencia logró también destruir a los grupos terroristas y frustrar los planes de los enemigos para fomentar discordias y divisiones entre las naciones musulmanas.

 

El general Hatami ha destacado, además, que las Fuerzas Armadas de Irán son más poderosas que nunca y están dispuestas a apoyar a la Resistencia.

La República Islámica, ha proseguido, cuenta ahora con equipos militares avanzados para el combate aéreo y marítimo, sistemas de defensa antimisiles, misiles de precisión y sistemas de guerra electrónica, y apoyará a los combatientes de la Resistencia para erradicar la violencia y restaurar la paz y la seguridad en la región y el mundo.

El 3 de enero, EE.UU. asesinó al teniente general Soleimani y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y las personas que les acompañaban durante una operación militar cerca del aeropuerto de Bagdad, capital iraquí.

El destacado comandante persa jugó un papel determinante en la lucha contra los grupos ultraviolentos, como el EIIL (Daesh, en árabe), en Siria e Irak, por lo que las autoridades iraníes consideran su asesinato un gran regalo a los terroristas.

La República Islámica dice estar decidida a seguir el camino del teniente general Soleimani y aumentar el apoyo a la Resistencia.

ftm/anz/tqi/rba