• El ministro de Defensa de Irán, Amir Hatami, habla en la VII Conferencia de Seguridad Internacional de Moscú, capital rusa, 4 de abril de 2018.
Publicada: miércoles, 4 de abril de 2018 14:53

El ministro de Defensa de Irán, Amir Hatami, señala que la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) supone también la de la política de EE.UU. en el oeste de Asia, y advierte de que Washington podría provocar nuevas hostilidades en la región para compensar ese fracaso.

“La derrota de Daesh fue la derrota de la política de Estados Unidos en la región y, por ello, hay que esperar que sea el inicio de una nueva etapa de hostilidades y tensiones regionales para compensar las pérdidas”, ha dicho este miércoles Hatami en el primer día de la VIIª Conferencia de Seguridad Internacional de Moscú, capital rusa.

Tras denunciar una “competición” entre potencias regionales y extrarregionales por reforzar su presencia militar en las zonas de conflicto, el alto mando castrense iraní ha advertido de que, pese a la erradicación militar de Daesh, la ideología extremista takfirí sigue viva y supone una “amenaza” para el mundo entero.

Este peligro, ha añadido Hatami, se mantendrá activo en todo el mundo mientras Occidente y sus aliados no renuncien a sus planes de financiación y suministro de armas a terroristas y mientras Washington siga basando su política exterior en el “oportunismo” y se niegue a rendir cuentas por las consecuencias de su “imprudencia”.

La derrota de Daesh fue la derrota de la política de Estados Unidos en la región y, por ello, hay que esperar que sea el inicio de una nueva etapa de hostilidades y tensiones regionales para compensar las pérdidas”, ha indicado el ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami.

 

El general de brigada Hatami ha enfatizado que Irán se opone al “unilateralismo” y el “supremacismo” de Estados Unidos, así como a la política “destructiva” y “desestabilizadora” del régimen israelí, que contribuye a propagar extremismo y violencia.

Asimismo, el ministro persa ha subrayado que cualquier intento de intervención, agresión o desintegración de los países socavará los intereses de sus respectivos pueblos y Gobiernos.

La República Islámica de Irán aboga por una solución política colectiva para poner fin a la crisis de Siria, que se inició en 2011, y apoya la cooperación regional con el objetivo de salvar a los yemeníes, que siguen sufriendo desde 2015 los bombardeos saudíes, ha reiterado Hatami.

Tras los logros alcanzados en los últimos meses por los Ejércitos de Bagdad y Damasco, Daesh ha perdido el control de casi todas las zonas que ocupaba en Irak y Siria, lo que ha permitido dar por derrotada militarmente a la banda extremista.

ask/mla/krd/rba

Comentarios