• Agentes policiales congregados frente a la embajada de Cuba en Washington (EE.UU.), tras sufrir un ataque, 30 de abril de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 30 de abril de 2020 21:55

Cuba expresa su “enérgica protesta” ante la representante de EE.UU. en La Habana por el atentado con arma contra su embajada en Washington.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, ha convocado este jueves a la encargada de negocios de Estados Unidos, Mara Tekach, para hacer una “enérgica protesta” por lo que denominó una “agresión terrorista” contra su embajada en Washington.

Para el canciller cubano, “no es posible disociar un hecho como este del recrudecimiento de la política de agresión y hostilidad que aplica el gobierno de Estados Unidos contra Cuba, ni del endurecimiento del bloqueo”, dijo en una declaración en la televisora estatal.

El máximo diplomático cubano también ha subrayado a Tekach que este tipo de acciones agresivas, en cualquier caso “ha sido alentada por la creciente retorica hostil contra nuestro país”.

De acuerdo con el Servicio Secreto (SS) estadounidense, encargado del resguardo de las legaciones diplomáticas, un hombre fue arrestado a primera hora de este jueves tras efectuar más de 30 disparos contra la embajada cubana, ubicada en una zona de alta seguridad en el noroeste de Washington, capital de EE.UU.

Previamente, Rodríguez había confirmado a través de Twitter “el ataque armado por parte de un individuo no identificado” al recinto diplomático y recordado que “es responsabilidad de los Estados proteger a los diplomáticos acreditados y sus instalaciones”.

La Cancillería cubana, por su parte, ha enfatizado en un comunicado que La Habana espera que las autoridades estadounidenses investiguen el ataque y las circunstancias que rodean al hecho.

Mientras tanto, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a través de Twitter, ha condenado la agresión contra la legación cubana en Washington. “Cuba espera por investigación del atentado con arma de fuego contra nuestra embajada en Estados Unidos. Los Estados deben proteger a las misiones diplomáticas acreditadas en su país”, ha subrayado.

Cuba y Estados Unidos sorprendieron al mundo, el 17 de diciembre de 2014, al expresar su voluntad de iniciar un proceso de negociaciones a fin de normalizar las relaciones diplomáticas.

Más tarde, tras varias rondas de negociaciones, fueron izadas las banderas nacionales de ambos países con la apertura oficial de sus embajadas.

Sin embargo, con la llegada a la Casa Blanca del republicano Donald Trump en 2017, el acercamiento se frenó drásticamente y Washington ha retomado la presión económica y política con más intensidad que ante contra Cuba.

ncl/rha/mjs