• El líder norcoreano, Kim Jong-un (izq.) y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en Samjiyon, en Corea del Norte, 20 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 11 de agosto de 2019 2:07
Actualizada: domingo, 11 de agosto de 2019 2:28

Corea del Norte deja claro que no seguirá los diálogos con Corea del Sur a menos que Washington y Seúl pongan fin a sus ejercicios militares conjuntos.

El director general de la Cancillería norcoreana para Asuntos de Estados Unidos, Kwon Jong-gun, ha criticado este domingo a Seúl por el ejercicio militar, llamado Dong Maeng, que se realiza desde el 5 de agosto con Estados Unidos en aguas cercanas de Corea del Sur.

“Dado que el ejercicio militar nos pone claramente como enemigos en su concepto, deberían pensar que un contacto intercoreano en sí mismo será difícil de realizar, a menos que pongan fin a dicho ejercicio militar o antes de que den una justificación convincente o una explicación sincera para llevar a cabo el ejercicio militar”, ha destacado Kwon en un comunicado.

El funcionario norcoreano, además, ha calificado de “tonterías” las últimas declaraciones de Seúl que pidió a su vecino del norte poner fin a las pruebas de misiles, y ha explicado que esos ensayos sirven al derecho de su país a la autodefensa.

Dado que el ejercicio militar nos pone claramente como enemigos en su concepto, deberían pensar que un contacto intercoreano en sí mismo será difícil de realizar, a menos que pongan fin a dicho ejercicio militar o antes de que den una justificación convincente o una explicación sincera para llevar a cabo el ejercicio militar”, dice el director general de la Cancillería norcoreana para Asuntos de Estados Unidos, Kwon Jong-gun, sobre las nuevas maniobras conjuntas entre EE.UU. y Corea del Sur.

 

Desde el 25 de julio, Corea del Norte ha realizado cinco pruebas de misiles. La última se produjo el sábado, cuando Pyongyang disparó dos proyectiles “no identificados” desde una zona alrededor de Hamhung (noreste) hacia el mar de Japón. Según el líder norcoreano, Kim Jong-un, el objetivo de dichos lanzamientos es dar una “advertencia” a EE.UU. y Corea del Sur por sus maniobras militares conjuntas.

LEER MÁS: Kim: Pyongyang probó nueva arma táctica como advertencia a Seúl

De acuerdo con Kwon, Pyongyang aboga por zanjar los problemas a través del diálogo, pero, ha enfatizado, que Corea del Sur debe tener en cuenta que ese diálogo se mantendrá estrictamente entre Corea del Norte y Estados Unidos, no entre el Norte y el Sur.

El 3 de agosto, el representante diplomático norcoreano ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Ju Yong Chol, condenó la celebración de la nueva maniobra militar conjunta entre EE.UU. y Corea del Sur y destacó que dicho ejercicio busca “alentar la tensión militar” en la península coreana.

fdd/rha/rba

Comentarios