• El líder norcoreano, Kim Jong-un, en la aldea fronteriza de Panmunjom, 27 de abril de 2018.
Publicada: miércoles, 16 de mayo de 2018 8:44
Actualizada: sábado, 19 de mayo de 2018 20:06

Corea del Norte asegura que no dialogará con EE.UU. si Washington trata de aplicar un modelo libio para desnuclearizar la península coreana. De hecho, Pyongyang desconfía de la Casa Blanca por haber desestabilizado Libia tras su desnuclearización.

El exdictador libio Muamar Gadafi (1969-2011) entregó voluntariamente su arsenal nuclear a Washington. Unos años después, en 2011, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por EE.UU., atacó Libia y ejecutó a Gadafi. Eso sumergió al país en una guerra civil y allanó el camino para la aparición del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

La agencia norcoreana de noticias KCNA, citando este miércoles al primer vicecanciller del país, Kim Kye-gwan, ha subrayado que el futuro de la cumbre entre Pyongyang y Washington y de las relaciones bilaterales “sería claro” si Washington habla de una “desnuclearización al estilo libio”.

“Si EE.UU. intenta a empujarnos a un rincón para obligarnos a un unilateral desarme nuclear, nosotros ya no estaremos interesados en semejantes diálogos y no nos quedará más opción que reconsiderar el proceso” de negociaciones, ha indicado Kim, citado por KCNA.

De hecho, el Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, nunca renunciará a su arsenal nuclear a cambio del comercio económico con Estados Unidos, ha recalcado el primer vicecanciller norcoreano.

Si EE.UU. intenta a empujarnos a un rincón para obligarnos a un unilateral desarme nuclear, nosotros ya no estaremos interesados en semejantes diálogos y no nos quedará más opción que reconsiderar el proceso” de negociaciones, ha indicado el primer vicecanciller de Corea del Norte, Kim Kye-gwan.

 

El diplomático norcoreano ha destacado la intención de Pyongyang para desnuclearizar la península, sin embargo, la ha condicionado al fin de su política hostil y la amenaza nuclear en su contra además de frenar el “chantaje” por parte de Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, informó el 10 de mayo de una reunión histórica para el 12 de junio con Kim Jong-un en Singapur. El líder norcoreano, por su parte, ha dejado claro el compromiso de su país con la desnuclearización, una vez que EE.UU. abandone sus “políticas hostiles y amenazas de seguridad” en contra de Corea del Norte.

ask/rha/msf

Commentarios