• El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, durante una sesión con estudiantes de la Universidad Externado, Colombia, 26 de julio de 2022.
Publicada: sábado, 30 de julio de 2022 15:41

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, quiere que Cuba volverá a ser el país donde se reaviva diálogos con Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El presidente electo de Colombia busca retomar diálogos con ELN y apuesta a Cuba para que sea la sede de las conversiones con el grupo armado, como ya ha ocurrido con las conversaciones entre el Gobierno y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde 2012 hasta 2016.

Las negociaciones de paz con el ELN se rompieron en 2019 por Iván Duque, apenas 4 meses después de asumir el poder y tras el ataque a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander, en el que murieron 23 estudiantes y un centenar de ellos resultaron heridos. Tales conversaciones se desarrollaban en La Habana desde 2017.

El Gobierno cubano será quien diga si quiere mantenerse como anfitrión. A Cuba no le fue bien porque entonces lo convirtieron en la excusa para una ofensiva diplomática”, recalcó el viernes el elegido colombiano tras reunirse con embajadores de países latinoamericanos, entre los que estaba el cubano, Javier Caamaño.

Además, invitó al Gobierno de Noruega, como sucedió con el proceso con las FARC, aunque ha abierto la puerta a que ese papel lo jueguen otros países, como España, que también ha expresado “disposiciones en torno a la ayuda al proceso de paz colombiano”.

 

Asimismo, Petro puso de relieve que, para retomar el diálogo con el ELN, la Organización debe cumplir con los acuerdos suscritos. Al respecto, mencionó al incumplimiento de los protocolos de diálogo por parte del Gobierno saliente de Iván Duque, que condujo a las tensiones en las relaciones con Cuba.  

A principio de este mes la organización guerrillera colombiana anunció su disposición de reanudar los diálogos de paz con el Gobierno de Petro.

Iván Duque saldrá de la Casa de Nariño el 7 de agosto y entregará las credenciales a Gustavo Petro, un traspaso de poder que según expertos marca una nueva era en sectores de paz y seguridad de Colombia.

nrl/hnb