• La Corte Suprema de Colombia remite a la Fiscalía el caso de Uribe
Publicada: martes, 1 de septiembre de 2020 21:31
Actualizada: sábado, 5 de septiembre de 2020 20:40

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) remite a la Fiscalía el proceso contra el expresidente colombiano Álvaro Uribe por delitos de soborno a testigos y fraude procesal.

“La Corte Suprema de Justicia traslada a la Fiscalía General de la Nación el proceso contra el exsenador Álvaro Uribe por delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal, como consecuencia de su renuncia al cargo de congresista”, ha indicado este martes el máximo tribunal en un comunicado.

Según el texto, los magistrados que conforman la Sala de Instrucción de la CSJ tomaron la decisión la víspera de manera unánime, ya que las conductas de las que se acusa a Uribe son “delitos comunes” y no existe vínculo alguno entre los hechos y la actividad funcional de legislador.

La Corte Suprema ha afirmado también que, a partir de este martes 1 de septiembre, se dará inicio “al procedimiento de entrega del expediente, compuesto por numerosos cuadernos, así como al copiado de múltiples medios magnéticos contenidos en el mismo”.

Desde el pasado 4 de agosto, Uribe cumple arresto domiciliario, después de que la Corte Suprema autorizara su detención por delitos de soborno y fraude procesal en un caso en el que alrededor de una decena de testigos denunciaron haber recibido compensaciones a cambio de sus testimonios a favor del exmandatario.

 

Ante esa situación, Uribe renunció a su cargo como senador el 18 de agosto, por lo que su defensa reclamó que el caso debería pasar a la justicia ordinaria.

Existen casi 60 investigaciones abiertas contra Uribe, que van desde homicidio, compra de votos, violación de los derechos humanos, hasta favorecer a los paramilitares en su afán por derrotar a la antigua guerrilla Fuerza Armada Revolucionaria de Colombia (FARC), cuyo plan por la paz con el Gobierno del exmandatario Juan Manuel Santos intentó revocar en el plebiscito de 2016.

De ser hallado culpable de este último caso, el expresidente, el primero en la historia de Colombia en ser detenido por una investigación, podría enfrentar una pena de ocho años en prisión.

nkh/nii/