• Peligran diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y ELN
Publicada: martes, 13 de febrero de 2018 6:36

Un paro armado de tres días es la nueva ofensiva que adelanta el ELN en todo el país: puentes derrumbados, peajes dinamitados y atentados a guarniciones policiales es lo que deja la ofensiva, los analistas no están de acuerdo con este modo de presionar a la mesa de diálogos.

Con el paro armado que ha decretado la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN), los diálogos de paz que se dan en la ciudad de Quito, la capital de Ecuador, con esta insurgencia están a punto de resquebrajarse totalmente.

Desde Quito los integrantes del ELN han señalado que están dispuestos a reanudar la mesa de diálogos, esta podría ser una esperanza para que la mesa no se rompa.

Muchos círculos de la sociedad civil y de organizaciones políticas están pidiendo reunir más esfuerzo para presionar a las partes y que cese la violencia.

Las posiciones son encontradas en la clase política del país, los que apoyaron el pasado proceso de paz con la entinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) piden al gobierno no levantarse unilateralmente de la mesa, algunos  detractores han dicho que seguir allí es una burla para el país.

Álvaro Altamiranda, Bogotá.

akm/nii/

Comentarios