• Los obuses autopropulsados M110A2 participan en el ejercicio militar anual Han Kuang en una base militar en Hsinchu, al norte de Taiwán.
Publicada: sábado, 3 de marzo de 2018 19:05
Actualizada: sábado, 3 de marzo de 2018 21:16

El premier de Taiwán, Lai Ching-te, adelanta la decisión de su país de aumentar su presupuesto militar, y justifica el incremento en el programa nuclear de Corea del Norte y los ejercicios militares de China en el mar meridional, pues considera que son las principales amenazas a la estabilidad en la región de Asia y el Pacífico.

En su intervención de este sábado en el Foro de Paz de Asia Oriental en Taipéi, el primer ministro taiwanés ha afirmado que, con el aumento de los gastos militares, Taiwán tendrá más oportunidades, junto a los países vecinos, de garantizar la paz y la estabilidad en la región. Lai, sin embargo, no ha ofrecido más detalles sobre cuánto piensa incrementar su país el presupuesto militar.

Ha afirmado, además, que Taipéi tiene la intención de hacer los esfuerzos necesarios para apoyar plenamente las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra Corea del Norte.

Ya a finales del año pasado la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, comunicó que el presupuesto de defensa del país “crecería de manera constante” cada año a fin de poder afrontar lo que llamó las ambiciones militares de China.

 

China reclama que Taiwán es parte de su territorio, a pesar de que, desde 1949, los taiwaneses se gobiernan como una nación con sus propios ministros y políticas nacionales y de exteriores, independientes de Pekín.

Las tensiones entre Pekín y Taipéi aumentaron aun más cuando el Senado de Estados Unidos aprobó el jueves por unanimidad la Ley de Viajes a Taiwán (TTA, por sus siglas en inglés) promoviendo, de este modo, vínculos más cercanos entre ambas partes.

El gigante asiático arremetió contra Washington diciendo que la iniciativa “contradice el principio de ‘Una sola China’”, y amenazó al mismo tiempo a Taiwán con una guerra y le advirtió de que no jugara con fuego.

Pekín, que hasta el momento se ha abstenido de usar la fuerza militar para reunificar la isla, ha prometido que retomará el control total de la zona para 2020.

ftm/rba/nii/

Comentarios